Airbus preocupa a sus proveedores

-
PARÍS (CNNExpansión) -

El director general de Dassault Aviation, Charles Edelstenne, emitió la semana pasada una advertencia sobre las consecuencias que podrían tener los recortes de costos en Airbus sobre la industria y sus proveedores, en un momento en que las órdenes de aviones están en pleno auge.

El alto ejecutivo francés dijo la semana pasada que su grupo estaba pendiente de que el programa Power 8 de Airbus, para reducir costos en 2,100 millones de euros (2,800 millones de dólares) en los próximos tres años, no pusiera en riesgo a la red de proveedores de la industria aeroespacial, informó este lunes el diario Financial Times.

"Esto podría afectarnos dado que muchos de los proveedores son los mismos", advirtió. "Debemos asegurarnos de que, sin importar lo que hagan, nuestra base de suministro no resulte afectada".

Los comentarios de Edelstenne surgieron al tiempo que la industria se prepara para el show aéreo en Le Bourget la semana entrante, a las afueras de París. Dassault comentó que optaron por los motores Rolls-Royce para su avión de negocios Falcon Supermidsize. Safran, el fabricante de motores, y EADS, la filial francoalemana de Airbus, también realizaron reuniones previas al show aéreo en París.

Es muy probable que en las pláticas del show aéreo domine el tema de Airbus y el destino de EADS.

El nuevo presidente francés, Nicolas Sarkozy, está planeando reunirse con Angela Merkel, la canciller alemana, el mes próximo en Toulouse, hogar de Airbus, reunión en la que será discutida la crisis sobre la estructura de gobierno de nacionalidad dual en EADS.

Un ejecutivo de la industria dijo al FT que el presidente francés estaba preparado para vender la participación del gobierno en EADS, de 15%, con el fin de ayudar al grupo a resolver sus arraigados problemas de gobierno.

No obstante, esto no sucederá inmediatamente. "Observemos a Alstom. Ese es el modelo", dijo el ejecutivo. "El gobierno francés intervendrá por cierto tiempo para ayudar a completar la venta".

Entre tanto, Airbus continúa generando polémica por su programa de reestructuración, que tiene planeado recortar 10,000 empleos en Francia, Alemania, España y el Reino Unido, y reducir su exposición al débil dólar. El grupo también está planeando recortar su red de 3,000 proveedores a 500.

La empresa instó a sus principales proveedores a formar agrupaciones industriales para distribuir la carga de los recortes de costos. Edelstenne dijo que exhortar a los pequeños proveedores a que formen agrupaciones no fue el método escogido por Dassault para reducir su propia exposición al dólar, cerca de 40% de sus ventas en el negocio de los aviones civiles y 100% en la división militar.

"Nuestra política es mantener nuestra cadena de suministro y ayudarles a reducir los costos", y añadió que dichos esfuerzos darán como resultado un recorte de 10% en los costos de los proveedores en el transcurso de 12 a 18 meses.

Ahora ve
No te pierdas