Príncipe árabe invertiría en Costa Rica

Junto con Bill Gates han presentado al presidente Arias su interés por instalar dos hoteles más Al-Waleed bin Talal bin Abdul Aziz Al Saud figura en el puesto 13 de personas más ricas del mun
SAN JOSE (AP) -

El príncipe Al-Waleed bin Talal bin Abdul Aziz Al Saud, de Arabia Saudí, anunció el lunes su interés en instalar otros dos hoteles en Costa Rica durante una breve visita al presidente Oscar Arias.

El príncipe Al-Waleed, llegado el sábado al país, figura en el puesto 13 de personas más ricas del mundo. Es el accionista mayoritario de la cadena hotelera Four Seasons, de la cual hay uno en Papagayo, en la costa del Pacífico norte costarricense, donde se hospeda junto a su esposa y una comitiva de casi 50 personas.

''Es un honor ser recibido por el presidente de Costa Rica. Le hemos presentado lo que hemos hecho en Papagayo con el Four Seasons con la colaboración de Bill Gates y hablamos además del potencial de abrir otros dos hoteles en la misma zona'', manifestó el príncipe.

Detalló que se trataría de un hotel de la cadena Raffles y otro de la cadena Fairmont, ambas también de su propiedad.

Otros proyectos tendrían relación con la posible utilidad de Costa Rica como un punto para la expansión del Citibank, del cual el príncipe es accionista.

''Costa Rica está en la mira de los inversionistas por su tranquilidad y democracia que nos dan confianza. Por eso estamos aquí analizando más inversiones y confiamos en que otros inversores serán atraídos por el país'', agregó.

El príncipe explicó que ''es prematuro'' hablar de plazos para la apertura de un próximo hotel, aunque aseguró que intentarán agilizar los trámites para hacerlo ''lo más pronto posible''.

Costa Rica no tiene relaciones diplomáticas con Arabia Saudí pero desde el año pasado la Cancillería ha adelantado gestiones para normalizar relaciones con el mundo árabe.

Los contactos se intensificaron desde que Arias anunció en agosto del año pasado el traslado de la embajada en Israel de Jerusalén a Tel Aviv según dijo, ''para enmendar un error histórico que nos daña a nivel internacional y nos priva de cualquier amistad con el mundo árabe''.

Costa Rica mantenía su sede en Jerusalén desde 1982, por decisión del entonces mandatario Luis Alberto Monge. Un año después, la Liga de Estados Arabes rompió relaciones con el país.

Actualmente ya existe una embajada costarricense en Egipto y se restablecieron relaciones entre otros con Jordania y Kuwait.

Ahora ve
No te pierdas