S&P reduce la calificación de Urbi

La baja refleja una mayor agresividad en su política financiera y estrategia de ventas de casa la empresa mexicana recibió una calificación global de ‘BB-’ y en escala nacional bajó a ‘MXA-
Urbi tiene un agresivo programa de expansión de al menos 20%
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Standard & Poor's (S&P) bajó la calificación de riesgo crediticio de largo plazo en escala global  de Urbi, la desarrolladora de vivienda.

La empresa mexicana recibió una calificación global de ‘BB-’ desde  ‘BB’ y en escala nacional  bajó a ‘MXA-’ desde ‘MXA’.       

“La baja de las calificaciones de Urbi refleja una mayor agresividad en su política financiera, registro contable, y estrategias de ventas. También refleja el deterioro del perfil financiero de la empresa”, dijo S&P en un reporte.

La firma calificadora de riesgo crediticio indicó que Urbi hace un mayor uso de deuda para financiar sus necesidades de capital de trabajo a fin de respaldar sus iniciativas de crecimiento.

La compañia no estuvo disponible por el momento para hacer algun comentario.

Urbi enfrenta unas estrategias de ventas agresivas; importantes necesidades de capital de trabajo para la construcción de los proyectos y la compra de terrenos para futuros desarrollos; mayor competencia; concentración de la originación de créditos hipotecarios en el Infonavit y cierto grado de riesgo político inherente a esta institución, destaco la calificadora.    

Entre las ventajas de la desarrolladora de vivienda se encuentran la eficiencia operativa, sus altos márgenes de Ebitda, su posición como uno de los desarrolladores de vivienda más grandes de México y su liderazgo en el norte del país.

Las acciones de la compañía perdían 0.02% en la sesión de este viernes a 41.85 pesos en la Bolsa Mexicana de Valores.

Durante el segundo trimestre de este año, Urbi obtuvo ganancias, medidas a través del Ebitda, por 833.3 millones de pesos, lo que significó un crecimiento del 20.1% respecto al mismo periodo de 2006.

La empresa logró vender 8,736 viviendas de interés social y media baja principalmente, lo que representó un aumento de 17.5%, mientras que el segmento residencial registró una caída del 6.3%.

Ahora ve
No te pierdas