Líderes de Norteamérica inician reunión

Los presidentes de los países del TLCAN fomentarán la integración comercial y de seguridad; Bush, Calderón y Harper evaluarán la actual volatilidad en los mercados financieros.
QUEBEC (CNN) -

Los presidentes de los países de América del Norte permanecen reunidos este lunes para discutir un plan que fomente la integración comercial y la seguridad, en medio de un fuerte operativo policial ante potenciales protestas en contra de la iniciativa.

El presidente estadounidense, George W. Bush, también analizará la actual crisis del crédito y las turbulencias financieras con su homólogo mexicano, Felipe Calderón, y con el primer ministro canadiense, Stephen Harper, durante una cumbre de dos días en Montebello, en la provincia canadiense de Quebec.

Los tres mandatarios se reúnen en su calidad de socios en el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), para desarrollar lo que han llamado una Sociedad de Seguridad y Prosperidad (SPP por sus siglas en inglés).

Esa iniciativa surgió en 2005 para intentar garantizar que la región sea un lugar seguro para vivir y hacer negocios. El proyecto generó el rechazo tanto de la izquierda como de la derecha, que temen una pérdida de soberanía.

Vallas de hasta 3 metros de alto se colocaron alrededor del hotel para contener a los manifestantes que llegarían a Montebello, un centro vacacional ubicado a unos 70 kilómetros al este de Ottawa.

Caravanas de buses escolares desde Montreal y Ottawa trasladarían a unos 2,000 activistas al lugar del encuentro.

Los críticos de la SPP afirman que las negociaciones se están realizando a espaldas de la ciudadanía y sin que se planee someter la iniciativa a la votación de los Congresos de Estados Unidos o Canadá, aunque sí se mantienen consultas con los líderes empresarios.

"Esta cumbre representa el tipo de políticas que implican un arraigamiento de la pobreza y del control de los movimientos de la población", dijo Mandeep Dhillon de People's Global Action en Montreal.

Christopher Sands, un experto sobre Canadá del Centro para Estudios Internacionales y Estratégicos, dijo que el encuentro no registraría grandes avances, pero que mostraría que Estados Unidos está tendiendo lazos regionales.

"La cumbre es una manifestación simbólica del hecho de que Bush, de que Estados Unidos están prestando atención a sus vecinos y trabajando en una agenda de interés mutuo", dijo Sands.

La agenda

Bush mantendrá encuentros bilaterales por separado con Harper y Calderón.

Funcionarios canadienses dijeron que era probable que Harper y Bush discutan la reciente expedición de Rusia al Polo Norte, donde Moscú colocó la bandera rusa, además de la guerra en Afganistán, donde Canadá tiene destinados 2,500 soldados hasta el 2009.

El jefe del principal partido opositor de Canadá, el liberal Stephane Dion, sostiene que Harper debería exigir que la OTAN comience a analizar el posible reemplazo de las tropas canadienses.

Ahora ve
No te pierdas