Es un juego… un negocio: Es Second Life

El más famoso mundo virtual en Internet no es sólo un juego, sino también un espacio de negocio las marcas que entran a esta dimensión pueden tener un ciclo de recuperación de tres meses.
México en Second Life. (Cortesía)  (Foto: )
Regina Reyes-Heroles C.
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El mundo virtual de Second Life (SL) se ha convertido en una plataforma poco definible para los usuarios, sin embargo, es un espacio de negocios.

Las marcas que han participado activamente en SL tienen un ciclo de recuperación de tres meses, según los datos de Cenit Design, el despacho de diseño gráfico y mercadeo interactivo mexicano autorizado por la empresa Linden Lab, el operador de SL.

Second Life no es un sitio

Difícil ha sido definir lo qué es Second Life.  Para unos es una página en Internet o un lugar en la Red en el que han podido hacer apuestas o jugar.  Sin embargo, no todo está dicho.

“El que las reglas de Second LIfe no estén claras no ayuda a dar una definición todavía. Second Life es muchas cosas, es hablar de un nuevo medio de comunicación en Internet que no es el Internet tradicional; en él puedes jugar, pero no es un juego; considero que es más una plataforma de desarrollo”, dijo Samir Chehaibar, Director de Producción de Cenit Design.

Second Life se asemeja a un juego virtual, como World of Warcraft, pero su objetivo no es ser un juego en sí mismo, y tampoco se puede comparar con un portal o una página en la red, lo que sí se puede decir es que ha resultado ser un negocio.

Cenit Design entró a SL y fue creando una serie de productos virtuales que van desde la Avenida Reforma, el Ángel de la Independencia, hasta su tienda de bits Simtropia, en la que le venden a los avatares –personas digitales creadas por los usuarios para participar en este espacio virtual- ojos, bocas o ropa. (Ve la fotogalería de México en Second Life)

Ahora se han convertido en los expertos de SL en México y asesoran a las marcas que quieren entrar al mundo virtual. Uno de sus clientes es el diario mexicano Excélsior.

El costo de tener una marca dentro de SL varía. Cenit Design ha establecido algunos paquetes que empiezan en los 10 mil dólares y de ahí pueden aumentar dependiendo de lo que el cliente quiere. En estos paquetes, la compañía le provee a las marcas clientes, la publicidad, la consultoría, la estrategia y el ‘know how’.

Según SL, hay más de nueve millones de avatares o habitantes y se realizan transacciones por varios millones de dólares cada mes entre los usuarios.

¿Cómo funciona SL y cómo se comportan los avatares?

Un avatar que conoce Chehaibar caminaba frente a la tienda de ropa Bershka dentro de SL y compró un vestido. Unos días después, la persona que como avatar compró el vestido, fue en la vida real a la tienda y compró el mismo vestido.

Esto es lo que las marcas quieren para hacer actividades que terminen siendo un negocio. Para lograrlo, hay que entender cómo conquistar a los avatares, que tienen inquietudes y aspiraciones cuando ingresan al mundo virtual.

“Llegan las marcas y ponen sus islas en Second y dicen: ‘Bueno ahora ya vendemos algo… en cinco minutos, o bueno, en dos horas.’ Así no funciona y se les ha olvidado que es una cuestión de contenidos, no del medio de comunicación. Tienes que atender a las personas”, dijo Chehaibar.

El comportamiento de los avatares no es igual al de las personas, o por lo menos no siempre. Las personas que entran y participan en SL inician con una curiosidad de juego, y conforme entienden SL van cambiando, desde el físico de su avatar hasta ser consumidores que gastan dinero y tienen una vida paralela en el mundo virtual. Aquí es donde realmente empieza el negocio.

SL puede ser autosustentable, la dificultad es que como toda tecnología, avanza y evoluciona al minuto, por lo que mantener una marca y entender las reglas de SL es complicado y puede resultar en el fracaso si no estás al día con las innovaciones.

SL no ha estado exento a críticas. Time Magazine lo calificó como uno de los peores portales del año por la lentitud de las descargas.

The Australian, por su parte, reportó actividades de corte terrorista en SL y la bomba que destruyó las oficinas virtuales de ABC.

Según Chehaibar, las bombas en SL no pueden destruir nada, sólo se ve que explotan pero no causan que los escenarios virtuales pierdan su forma. Lo mismo sucede con el graffiti.

Así que hay opiniones encontradas sobre SL. Para el Director de Producción de Cenit Design la mala publicidad es resultado de la incertidumbre que causa un mundo virtual que está en constante cambio.

Quizá, la mejor forma de entender qué es SL “es experimentarlo tú mismo”, concluye Chehaibar.

Ahora ve
No te pierdas