Mineros piden acabar demandas de GMéxico

Para terminar la huelga, el sindicato añade la solicitud de retirar denuncias contra líderes; Grupo México mantiene demandas penales contra el diriginete Napoleón Gómez y otros sindicalizad
Asarco acusó a la minera mexicana de traspasar sin su permis  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las huelgas que mantiene el sindicato minero en tres minas de Grupo México (GMéxico) podrían prolongarse, toda vez que los líderes laborales demandan que la empresa retire las demandas y denuncias en su contra para reanudar labores.

El abogado del organismo laboral, Juan Rivero, aseguró en entrevista con W Radio que si la tercera productora de cobre a escala mundial quiere reanudar labores debe retirar estas demandas.

El sindicato minero inició el 30 de  julio una huelga en la mina de cobre Cananea en demanda de un nuevo contrato laboral y en medio de acusaciones de fraude y demandas del sindicato contra Grupo México y viceversa.

Las minas de cobre de San Martín y las de plomo y plata de Taxco también fueron afectadas por los paros.

El abogado de Grupo México, Salvador Rocha Díaz, dijo también en entrevista radiofónica que aún cuando la empresa está en condiciones de encontrar una solución a las demandas de índole laboral y en materia de seguridad, la solución de la huelga sería más lenta ahora que el organismo laboral ha puesto sobre la mesa el tema de las denuncias.

Conflicto añejo

Tras la muerte de más de 60 mineros en un accidente en Pasta de Conchos, Coahuila el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia salió del país luego de haber sido acusado de corrupción por el Gobierno y miembros disidentes del gremio.

Actualmente el líder de los mineros vive en Canadá y asegura que no regresará a México hasta que tenga garantías sobre su seguridad y la de su familia.

En julio pasado Gómez Urrutia presentó una demanda en contra de GMéxico en demanda para que dejen de transmitir un anuncio de televisión donde lo acusan de haberse llevado dinero de los mineros, la empresa nunca ha reconocido oficialmente la autoría de este spot de TV.

En abril la firma minera había demandado a Gómez Urrutia y a Scotiabank Inverlat por el presunto desvío de 55 millones de dólares que debían haberse entregado a trabajadores mineros a través de un fideicomiso que administraba el banco canadiense.

Entre 1988 y 1990, el gobierno de México privatizó las minas de Cananea y Mexicana del Cobre, y obligó a las empresas adquirentes a aportar el equivalente al 5% de las acciones a los trabajadores.

En octubre de 2004, tras 14 años, un pleito legal y dos huelgas, Grupo México entregó los recursos de la privatización, 55 millones de dólares, a través del fideicomiso F/9645-2 de Scotiabank Inverlat,

Ahora ve
No te pierdas