Bancos mexicanos con menor riesgo: S&P

La calificadora considera que prevalece un bajo crecimiento, poca transparencia y justicia déb como puntos favorables encuentra una economía más estable y potencial de negocio.
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La firma Standard & Poor’s (S&P) subió la Evaluación de Riesgo País para la Industria Bancaria de Mexicanos al grupo 4 del grupo 5.

“Esta acción refleja el entorno económico y monetario relativamente estable de México, los niveles bajos de endeudamiento de las empresas y de los hogares, la expansión y madurez de los mercados de capitales de México, y la sostenida mejora del desempeño bancario en su conjunto”, dijo la calificadora en un comunicado.

Comentó que esta acción es un elemento positivo que apuntala las calificaciones crediticias de los bancos, que si bien no conducirá a una mejora en las calificaciones de los bancos si podría contribuir a un cambio positivo en las calificaciones.

Entre las fortalezas para la banca en el país se encuentran una deuda total al sector privado se ubica en un bajo 28% del PIB, frente a indicadores dos y seis veces más altos para otros mercados emergentes que se encuentran en una etapa de desarrollo similar, además:

-Tasas de interés relativamente estables;

-Tipo de cambio más estable y flexible:

-Menor proporción de préstamos en moneda extranjera;

-Desarrollo positivo de un buró de crédito; y

-Cultura de pago más sólida.

Sin embargo, S&P espera un incremento de activos emproblemados en todo el sistema, que actualmente es de alrededor de 2% de los créditos, a medida que los bancos empiezan a operar en segmentos de mayor riesgo, pero se mantendrá manejable bajo escenarios de crecimiento económico.

Pese a los avances en economía y en la industria, para la calificadora el riesgo país de la industria bancaria de México sigue siendo mayor que en la mayoría de las economías de mercados maduros debido a la falta de consenso político para impulsar el crecimiento económico, falta de mayor transparencia en la industria, deficiencias en el sistema judicial, la aún problemática ejecución de garantías; y la corrupción.

Ahora ve
No te pierdas