GM negocia con sindicato automotriz EU

Ambas partes reanudaron el diálogo para evitar el estallamiento de una huelga a la medianoche; de no alcanzarse un acuerdo este viernes, GM podría solicitar una prórroga para seguir negocian
DETROIT (CNN) -

Las negociaciones para un nuevo contrato laboral entre la automotriz estadounidense General Motors Corp. y el sindicato Trabajadores Automotores Unidos se reanudaron este viernes, antes de un plazo límite a medianoche para cerrar un acuerdo o ir a una huelga.

Los negociadores de ambas partes suspendieron las conversaciones a las 02:00 de la madrugada del viernes (hora local), pero restablecieron el diálogo a las 09:.00 horas.

GM y el sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW por su sigla en inglés) no quisieron hacer comentarios sobre el estado de las negociaciones.

En una decisión sorpresiva, la UAW apuntó el jueves a GM como su objetivo negociador, con un plazo límite a la medianoche del viernes (hora local), cuando vence el contrato vigente con el sindicato.

Las automotrices rivales Ford Motor Co. y Chrysler LLC firmaron prórrogas de contratos con UAW, lo que despejó el camino para que los trabajadores continúen laborando bajo las actuales condiciones, pese a que el viernes vencen los acuerdos vigentes sobre beneficios y salarios.

Los preparativos para una huelga en GM están en marcha en las plantas estadounidenses de la compañía, luego de que el principal negociador de la UAW con GM, Cal Rapson, dijo el jueves a los miembros del sindicato que necesitaban "ver un movimiento serio pronto".

"A menos que eso ocurra una huelga puede ser inevitable", dijo en un correo electrónico a los miembros de UAW, y añadió que las diferencias con la empresa se mantienen y que hay mucho trabajo que hacer en un corto período de tiempo.

GM, como compañía líder, puede buscar una prórroga de contrato laboral vigente si no llega a un acuerdo a medianoche, o el sindicato puede ir a huelga.

Los analistas no esperaban una huelga inmediata, considerando las multimillonarias pérdidas que han sufrido GM y otras automotrices en los años recientes y los miles de empleos perdidos ya por el cierre de plantas.

Las negociaciones entre la UAW y GM están dominadas por las complejas tratativas para reducir el costo de los planes de salud en GM en miles de millones de dólares, a través de la creación de un fondo financiado por la empresa que se encargue del pagar por el cuidado de los trabajadores retirados.

Ford y Chrysler estaban también en conversaciones con la UAW para establecer un fondo del mismo tipo, dijeron las fuentes.


Ahora ve
No te pierdas