Huelga de GM golpea a empresas mexicanas

La empresa SanLuis Rassini dejará de enviar a las plantas GM suspensiones y frenos; este negocio representa el 35% de las ventas de la compañía mexicana.
El pronóstico de un menor consumo reduce la demanda de autop
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

SanLuis Rassini, productor mexicano de autopartes, informó que la armadora estadounidense General Motors solicitó la suspensión temporal de entrega de suspensiones y frenos para automóviles a consecuencia de la huelga de los trabajadores de la compañía en la Unión Americana.

“La prolongación de este conflicto pudiese repercutir en la cadena de proveeduría afectando como consecuencia los planes de entrega  de nuestras plantas”, dijo la compañía en un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Unos 73,000 afiliados a l sindicato de Trabajadores Automotores Unidos (UAW por sus siglas en inglés) iniciaron el lunes una huelga contra General Motors, el primer paro contra esta armadora desde 1998.

General Motors tiene en México tres complejos manufactureros ubicados en Toluca, Estado de México; Ramos Arizpe, Coahuila y Silao, Guanajuato.

Las ventas de SanLuis Rassini suspensiones y SanLuis Rassini frenos a General Motors representan aproximadamente un 35% de las ventas consolidadas de la empresa, que tiene plantas en varios estados del país.

Impacto

El impacto de la paralización de más de 80 fábricas de GM en Estados Unidos golpeó a las plantas de la compañía en México y Canadá, que están alineadas con las operaciones estadounidenses y dependen de algunas de las instalaciones de ese país para obtener partes de autos.

La producción de las tres plantas mexicanas podría verse afectada por la promesa del sindicato estadounidense de camioneros de detener el transporte de vehículos a través de la frontera al mercado de Estados Unidos.

Dos plantas de GM de Ontario en Canadá cerraron por la huelga y la compañía está revisando la situación de otra, dijo un portavoz de GM en Canadá.

Los trabajadores de GM se retiraron de sus puestos de trabajo el lunes tras 10 semanas de negociaciones, las que se consideran cruciales para la supervivencia de la automotriz que esta reestructurando sus operaciones en Estados Unidos que le generan pérdidas.

 

Con información de Reuters

Ahora ve
No te pierdas