Geo y ARA, bajo el agua

El retraso en la construcción de viviendas por el temporal ahoga los títulos de las desarrollad además, el IETU implicaría una mayor carga impositiva, aumentos de precios y menos ventas.
Este año aumentaron 6% las lluvias, lo que afecta el desarro
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las lluvias y el nuevo impuesto empresarial se dejaron venir como una tormenta sobre las acciones de las empresas desarrolladoras de vivienda, que vivieron un jueves negro.

Todo empezó el miércoles cuando Geo se vio obligada a informar que las lluvias provocan un retraso en la construcción de viviendas y por tanto en ventas, lo que disminuye sus pronósticos anuales de crecimiento de ingresos de un rango de entre 17 a 20% a uno de entre 10 a 11%.

“La aversión del riesgo tiene que ver con el retrazo por lluvias (…) el problema es un tema de confianza y de inconsistencia, porque después del segundo trimestre Geo salió a aumentar su expectativa de resultados y ahora los baja”, dijo Carlos Hermosillo, analista de Vector Casa de Bolsa, quien ubicó a esta acción como compra especulativa.

Los analistas ven que SARE también sería afectada por las lluvias, sin embargo la empresa no ha informado estos efectos.

Adicionalmente se empiezan a hacer números sobre los efectos que tendrá el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) sobre las empresas del sector vivienda por un aumento en la tasa impositiva, dificultades para deducir inventarios, e incertidumbre sobre el tratamiento a reservas territoriales.

Esto “podría reflejarse en un incremento en los precios de la vivienda (para trasladar el impuesto al cliente final) lo cual podría provocar un menor desplazamiento de unidades, o bien, una disminución en los márgenes de las empresas”, dijo en un reporte Carlos González, analista de Ixe Casa de Bolsa.

Ante los incentivos anteriores, los desarrolladores de vivienda adquirieron reservas territoriales que con la IETU tendrían efectos negativos.

Geo, cuya acción se desplomó este jueves un 6.31%, es la acción más castigada por inversionistas debido a su mayor reserva territorial que alcanza para contruir vivienda durante los proximos 7 años.

En tanto ARA que también enfrenta problemas por las lluvias tiene una reserva cercana a los 6 años, esta exposición hizo que sus títulos cayeran 4.59% a 15.25 pesos, provocando un desplome de 10.99% en el índice HABITA, el cual incluye a las seis desarrolladoras listadas en el mercado accionario.

Geo y ARA construyen desarrollos habitacionales en alrededor de 18 estados del país en donde las lluvias han sido 6% mayores a las del año pasado, según reportes de la Comisión Nacional del Agua.

Por su parte las acciones de Urbi, Homex, Sare y Hogar lograron avances de 0.95, 2.58, 0.18 y 1.64% respectivamente.

“Consideramos que el panorama para el sector en el corto plazo es incierto y habrá que esperar a conocer el impacto y las estrategias a seguir por parte de las empresas del sector, así como un posible cambio en sus estimados de crecimiento para los próximos años”, dijo González.

A Urbi, las lluvias no le representan un problema, por lo que mantiene su pronóstico de un crecimiento anual de entre 20 y 22%.

 "Seguimos manteniendo nuestras expectativas (...) ha habido una temporada de lluvias muy fuerte, los índices de precipitación han sido históricos, pero pudimos ajustar nuestra operación de tal manera que no hubiera ningún impacto", dijo Juan Carlos Cortez, director de comunicación de la compañía a la agencia de noticias Reuters.

Ahora ve
No te pierdas