Crisis en EU amenaza empresas mexicanas

Firmas como Cemex, Condumex y Gruma son las más expuestas ante la previsible desaceleración; analistas prevén un menor consumo de los estadounidenses por la situación del sector hipotecari
Empresas manufactureras son las más expuestas a una desacele
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La probable desaceleración de la economía de Estados Unidos tendrá un efecto negativo en las empresas mexicanas de manufactura y con un alto nivel de exportaciones a ese país, consideran analistas.

Firmas como Cemex, Condumex, Simec, Peñoles, Gruma, FEMSA, Grupo Modelo, Vitro, Alfa, Grupo Cementos Chihuahua y Gissa son algunas de las empresas vulnerables ante un menor consumo de los estadounidenses.

“Las más vulnerables son las industriales, conglomerados, las de manufacturas y las muy globales, compañías cuyo componente de exportación está por arriba del 60% de sus ventas totales”, dijo Carlos Ponce, director de estrategia bursátil de Ixe Casa de Bolsa.

La OCDE redujo en la víspera su pronóstico sobre el crecimiento de la economía de Estados Unidos para este año, de 2.1 a 1.9%; mientras que Deutsche Bank advirtió que la crisis hipotecaria golpeará a esa economía.

“El riesgo obviamente es a la baja, pero es muy difícil hoy, con la información que se tiene, tener una estimación cuantitativa (…) México no es inmune a la desaceleración de Estados Unidos”, dijo Héctor Chávez, analista de Santander.

Empresas como la siderúrgica Simec se verán afectadas eventualmente, ya que un tercio de sus ventas se dirigen a la Unión Americana.

“Una desaceleración económica en Estados Unidos y su impacto en sectores clave tales como el de automóviles, la construcción no residencial, minería y petróleo, le pesarán a las acciones de empresas siderúrgicas”, advierte un reporte de Acciones y Valores Banamex.

En la lista de empresas vulnerables se encuentra Condumex, de Grupo Carso, que podría verse afectada por la debilidad del sector automotriz.

Recientemente, General Motors anunció que reducirá la producción en seis de sus plantas, incluida una en Silao, Guanajuato, ciudad en la que la empresa de Carlos Slim tiene dos plantas de producción de componentes electrónicos.

Por su parte Cemex, con la reciente adquisición de Rinker, aumenta su exposición en al mercado norteamericano.

“La construcción industrial y comercial, así como la de caminos y carreteras, están contrarrestando parcialmente la caída en la construcción residencial”, dijo Banamex.

La dependencia de los consumidores estadounidenses es tal, que en el segundo trimestre del año el 50% de las ventas de Gruma provinieron de ese mercado.

No es gratuito que la última encuesta del Banco de México revelara la aparición de un mayor número de analistas que prevén que el clima de negocios empeore en los próximos seis meses, al pasar de cero en julio a 18% en agosto, mientras que diminuyó el porcentaje de analistas optimistas de 66 a 50%.

Así que el mayor impulsor de la economía mexicana continuará siendo, como en el primes semestre del año, el sector interno, el consumo de los mexicanos que impulsa a empresas de los sectores comercial, financiero y de telecomunicaciones.

“Todo lo que tenga que ver con empresas dedicadas al mercado interno son defensivas, ICA, Famsa, Walmex, todo el sector comercial, América Móvil, aeropuertos, medios de comunicación”, dijo Chávez.

Ahora ve
No te pierdas