Industria vitivinícola creció 12%

En México se consumen 470 mililitros de vino por habitante, contra 40 litros en España; 60% del consumo nacional es de importación.
Vinos mexicanos avanzan en el mercado. (Ana Lilia Castillo)  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La industria vitivinícola nacional espera comercializar 65 por ciento de su producción en la temporada de septiembre a enero y consolidar, de esa forma, el crecimiento de 12 por ciento anual que mantiene durante el último lustro.

La coordinadora de Promoción de Vinos Mexicanos, de la Asociación Nacional Vitivinícola, Pilar Meré Palafox, explicó que la producción nacional muestra un crecimiento, principalmente en calidad, por lo que se exporta 25 por ciento, incluso a países tradicionalmente productores y consumidores.

Admitió que la producción aún es reducida, de un millón 760 mil cajas de 12 botellas de 750 mililitros, por lo que México no figura en el ranking de productores. De esa forma, la industria factura 42 millones de dólares y genera siete mil empleos, la mitad de ellos temporales.

El consumo en países como Francia, Italia y España llegó a ser de 70 litros per cápita, pero cayó a un rango de 35 a 40 litros al año, mientras en México el consumo es de 470 mililitros, lo cual -señaló- marca una gran diferencia en el terreno de producción y consumo, en el cual se incluye a los vinos importados.

Pese a ello, dijo que desde hace 18 años la industria mexicana reinició su crecimiento y, desde entonces, participa en concursos con catas a ciegas, "sin el problema del malinchismo", obteniendo más de 350 premios, entre medallas de oro, plata y bronce, reconocimientos que se dan tradicionalmente a países consumidores y experimentados.   Meré Palafox resaltó que "en estos últimos 35 años hemos avanzado mucho más que en 200 años anteriores en materia vitivinícola a nivel global".

Así, destacó que el mercado del vino está dividido en 60 por ciento de importación y 40 por ciento de producción nacional; "pero la buena noticia es que de ese total que producimos se exporta 25 por ciento.

Agregó que México exporta vino incluso a países tradicionalmente productores y consumidores, además de que no registra excedentes de producto, es decir el vino que se produce se consume.

Por otra parte, indicó que en países de la Unión Europea hay subsidios desde el campo, proceso, comercialización y exportación del vino, lo que da grandes facilidades para exportar y llegar a México. 

El segundo vino importado es el de Chile, donde también hay subsidios, además de que tiene un arancel cero para ingresar a México, donde no tenemos subsidios, sino ciertos apoyos del gobierno".

Sin embargo, dijo que "lo grave es la percepción de que el vino mexicano es caro, pues tiene dos impuestos, el IEPS y el IVA, que sumados significan 43 por ciento, lo que encarece al producto, además de no pertenecer a la canasta básica".

Un freno adicional, dijo, es la baja producción y el reducido consumo.

"El vino mexicano tiene que enfrentar precios muy por debajo de la realidad, con botellas a 35 pesos, cuando el precio muchas veces es el factor de decisión de la gente, sobre todo cuando no conoce, pues nos afecta enormemente".

Pero en los últimos cinco años la industria crece a través de pequeñas empresas y productores, a veces independientes y que suman medio centenar. También es cierto que hay empresas consolidadas, que elaboran desde el producto ordinario hasta el premium, señaló.

El vino puede ser un producto accesible, en la medida en que se consolide la industria y haya un mayor consumo, sobre todo que su elección sea sobre los productos nacionales.

Ahora ve
No te pierdas