Bear Stearns cambia de CEO

La firma anunció que James Cayne renunciará como presidente ejecutivo y dejará el cargo a Schwa los cambios en Bear Stearns podrían provocar que otras entidades se interesen por adquirirlo.
El banco fue adquirido en una operación de emergencia por JP  (Foto: )
FILADELFIA (CNN) -

Los movimientos en la administración de Bear Stearns podrían convertir al banco de inversión en un objetivo de adquisición, pero la perspectiva de más amortizaciones por la crisis de los créditos podría alejar a los interesados, dijeron analistas.

El líder de Bear Stearns Cos Inc, James Cayne, presionado por el colapso de dos fondos de cobertura, renunciará como presidente ejecutivo y dejará el puesto al banquero de inversión estrella de la empresa, Alan Schwartz, dijo la firma este martes.

Cayne seguirá presidiendo el directorio del quinto mayor banco de inversión de Estados Unidos, que sufrió en el cuarto trimestre su primera pérdida de la historia debido a la crisis de las hipotecas de alto riesgo.

El nombramiento de Schwartz, un banquero de inversiones, podría apuntar a que Bear Stearns consideraría ofertas, pese a que el precio de su acción está cerca de sus mínimos de cuatro años.

"Los afuerinos podrían intentar ahora tomar el control de la compañía. El debe combatirlo", dijo Richard Bove, un analista de Punk Ziegel & Co.

"La firma se verá envuelta en significativas batallas legales durante los próximos tres a cinco años sobre sus supuestos pasos en falso en el sector crediticio. La administración ya está involucrada y deberá ser puesta a punto", dijo Bove.

Las acciones de Bear Stearns, que tiene una capitalización de mercado de unos 9,100 millones de dólares, se valoran en unas 8.5 veces las estimaciones de sus ganancias fiscales, menos de la mitad del promedio del sector financiero de 17,4 veces las utilidades.

Cayne ha sido fuertemente criticado desde que dos fondos de cobertura de Bear colapsaron el verano boreal pasado.

Bear Stearns también perdió dinero en el cuarto trimestre, su primera pérdida, por malas apuestas en hipotecas de alto riesgo.

Ahora ve
No te pierdas