BMW, VW y Daimler sufren por el euro

La fortaleza de la moneda europea afectan las exportaciones de estas automotrices a EU; los productores están considerando abrir plantas en la zona del dólar para tener mayores gananc
BERLÍN (Notimex) -

El encarecimiento del euro y la consecuente debilidad del dólar representa "un verdadero dolor de cabeza" para los negocios de los consorcios automotrices alemanes como BMW, Volkswagen (VW) y Daimler Benz, consideró hoy el diario Handelsblatt.
 
De acuerdo con el rotativo financiero alemán, "para independizarse de los riesgos del tipo de cambio, quieren sobre todo BMW y Volkswagen aumentar su producción y compras en la zona del dólar.
 
"Por ello, VW está por decidir la construcción de una planta en el espacio del dólar (zona geográfica donde el dólar es la moneda de referencia)", indicó.
 
El rotativo señaló que "y los bávaros (BMW), quienes ya tienen una planta en Estados Unidos, quieren incrementar sus adquisiciones en el espacio del dólar, según el jefe de BMW, Norbert Reuthofer".
 
"Los productores (alemanes) sacan con ello las consecuencias de la continua fortaleza del euro, que reduce en forma clara el margen de ganancia para los autos de exportación en el mayor mercado automotriz del mundo (Estados Unidos)", dijo.
 
El periódico afirmó que "hasta ahora, no está a la vista un pronto término del vuelo elevado del euro: los expertos en los bancos estiman que para mediados del año, el tipo de cambio será de 1.45 dólares por un euro".
 
"En forma adicional a la medida de los consorcios automotrices de asegurarse contra los riesgos cambiarios por medio de instrumentos financieros, se suma en forma cada vez mas urgente el llamado ‘Natural Hedging’", agregó.
 
"Es decir, el seguro natural de desplazar las capacidades de producción y las adquisiciones al espacio del dólar", explicó el diario.
 
Indicó que los grandes productores alemanes de autos Daimler y BMW abrieron plantas propias en Estados Unidos, a diferencia de competidores (alemanes) como la filial de VW, Audi.
 
Sin embargo, Handelsblatt afirmó que la producción en la zona del euro no compensará en forma completa los riesgos de las variaciones del tipo de cambio.
 
Añadió que sólo BMW tuvo pérdidas en el 2006 por 666 millones de euros (984 millones 247 mil dólares) y este año volverán a ser de tres dígitos, de acuerdo a declaraciones de Michael Ganal, el nuevo director de Finanzas de BMW.
 
"Una parte de las causas de la dependencia de BMW de las oscilaciones cambiarias radica en sus estructuras de producción. Si bien produce 240,000 autos al año en Estados Unidos en Spartanburg, eso sería 100,000 más que hasta ahora", señaló el rotativo.
 
"Pero sólo una pequeña porción de las autopartes que utiliza en Estados Unidos (para la producción) se produce en el espacio del dólar", subrayó.
 
"Muchas autopartes caras, como los motores y cajas de velocidades llegan (a Estados Unidos) procedentes de Alemania por la vía marítima".
 
BMW informó que sólo el 9% de la adquisición de autopartes en el 2006 se llevó a cabo en la zona del dólar. Una cuota que tiene que aumentar con rapidez, de acuerdo a Ganal.
 
"También para el competidor Audi aumentan las consideraciones de reforzar la producción en Estados Unidos".
 
Para disminuir el riesgo cambiario, ‘abrir una planta (en ese país) es parte de las necesidades estratégicas’, dijo el jefe de Audi, Rupert Stadler recientemente en una entrevista.
 
El artículo destacó que el desplazamiento de capacidades de producción a la zona del dólar es sólo una solución a muy largo plazo para las oscilaciones cambiarias.
 
Esto se debe a que la construcción de una nueva planta lleva varios años y por lo tanto casi no constituye una protección en contra de variaciones cambiarias al corto plazo. "El escolar modelo del Natural Hedging es (la automotriz alemana) Porsche".
 
"El productor de autos deportivos amplió en el último tiempo sus negocios financieros para quedar protegido de las oscilaciones del tipo de cambio hasta el 2013".
 
El diario comentó que Porsche se está yendo a lo seguro. El director financiero, Holger Härter, estima que es probable una cotización de 1.60 dólares por euro.
 
Según los analistas, para el productor de autos deportivos es fácil asegurarse de esa manera, debido a las reducidas cifras de ventas.
 
Y que por ejemplo "BMW vende con 300,000 vehículos al año en Estados Unidos, tres veces más de lo que totalizan las ventas mundiales de Porsche (anualmente)".
 
"Por ello, para Volkswagen no puede ser una solución el proceder de su principal accionista, Porsche, en el marco de su estrategia en Estados Unidos".
 
"Junto con un fuerte Hedging, VW está casi completamente asegurado hasta el 2009, de acuerdo a círculos ejecutivos de ese consorcio, y está por tomar la decisión de establecer un polo de producción en Estados Unidos".
 
Volkswagen ya está en Norteamérica con una planta en el central estado mexicano de Puebla. Con otra planta de producción en el Continente, la venta de autos en Estados Unidos deberá aumentar a 800,000 vehículos para el 2015, indicó.
 
"‘Necesitamos un gran volumen en la zona del dólar’, dijo hace poco el director de producción de VW, Jochem Heizmann".
 
"La decisión de esa marca de ampliar las capacidades de producción en el espacio del dólar, le podría proporcionar nuevos impulsos a esa marca", de acuerdo con María Bissinger, analista especializada en la industria automotriz de la agencia internacional de calificación de riesgo Standard and Poor’s.
 
La experta destacó que "una razón importante para la marcha triunfal de los japoneses en Estados Unidos ha sido que le apostaron fuerte a la producción en ese país".
 
"Así, la debilidad del dólar le causa a los japoneses claramente menos dolores de cabeza que a la competencia procedente de Europa", concluyó el artículo del Handelsblatt.

Ahora ve
No te pierdas