Bancos alemanes se tambalean por crisis

Commerzbank y WestLB han registrado fuertes pérdidas ocasionadas por el sector de hipotecas; los analistas temen que Alemania se vea seriamente afectado por la volatilidad en los mercados.
El banco alemán WestLB cerró el año con pérdidas cercanas a  (Foto: )
FRANCFORT (CNN) -

La depreciación de las inversiones en el sector hipotecario de alto riesgo afectarán aún más las ganancias del banco alemán Commerzbank en el 2007, pero la entidad aún planea incrementar los dividendos, dijo su presidente ejecutivo designado.

Los comentarios de Martin Blessing se producen en momentos en que problemas en el prestamista estatal WestLB devolvieron a Alemania al centro de la escena como uno de los países más afectados por la crisis del crédito, generada por un salto en la morosidad de los deudores hipotecarios de alto riesgo de Estados Unidos.

Blessing dijo que la gerencia de Commerzbank, el segundo mayor banco de Alemania que cotiza en Bolsa, se había equivocado al no tomar medidas activas y deshacerse de sus inversiones en hipotecas riesgosas cuando el mercado se tambaleó por primera vez.

Ahora, el banco enfrenta pérdidas crecientes, debido a mayores amortizaciones de activos en los últimos tres meses del año, dijo Blessing, quien asumirá como presidente ejecutivo en mayo, cuando Klaus-Peter Mueller pase a ser presidente del directorio.

Commerzbank registró un cargo de 291 millones de euros (427 millones de dólares), por amortizaciones por 1,200 millones de euros en el tercer trimestre, por instrumentos del mercado hipotecario de alto riesgo.

Blessing dijo que no esperaba que las amortizaciones fueran tan altas en el cuarto trimestre.

Commerzbank obtuvo una ganancia de cerca de 1,600 millones de euros en el 2006.

Dan respaldo a WestLB

Los dueños del banco alemán WestLB salieron a apoyar al atribulado prestamista, ante las pérdidas por 1,000 millones de euros (1,470 millones de dólares), y amortizaciones similares, que la entidad habría tenido en el 2007 por la crisis de los mercados de crédito.

WestLB dijo que sus propietarios -bancos de ahorro comunitarios y el gobierno del estado de Westphalia, al norte del Rhin- se harían cargo de las pérdidas.

El anuncio se produjo un día después de que el organismo controlador de las finanzas alemanas, Bafin, y el banco central del país, el Bundesbank, realizaran una reunión de emergencia con los propietarios de WestLB para evaluar cómo estabilizar al prestamista.

Ahora, WestLB está interesado en una fusión con el prestamista estatal rival Helaba y quieren acelerar una planeada reestructuración del banco, la cual -dijo una fuente cercana a los propietarios- podría generar despidos de al menos un tercio de su abultada fuerza laboral, de casi 6,000 empleados.

Ahora ve
No te pierdas