Alamo reactiva renta de autos en México

La arrendadora invertirá 20 mdd en el país y comenzará a operar en la T2 del Aeropuerto; también se destinará 9 mdd al reemplazo de los modelos 2007 por vehículos nuevos.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Alamo consolidará este año una estrategia para convertirse en la empresa número uno en renta de autos en el país, y aunque la marca es estadounidense se trata de una compañía mexicana que en 2008 invertirá 20 millones de dólares en diferentes rubros.  

Informó que para antes de la primera quincena de febrero entrará en operaciones el centro de Check-In de la Terminal Dos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y en enero se invirtieron 450,000 dólares en un centro de ese tipo en la terminal aérea de Guadalajara, Jalisco.  

Asimismo se invertirán nueve millones de dólares en la renovación del parque vehicular, pues todos los modelos 2007 se han comenzado a reemplazar por coches último modelo desde septiembre pasado, lo que garantiza al arrendador que contará siempre con un vehículo con menos de 12 meses de uso, indicó.  

Después de la crisis económica que afectó a México en la década de los 80 las compañías arrendadoras de automóviles encarecieron sus productos, lo que sumado a facilidades para la compra que dieron las empresas automotrices redujo el mercado al mínimo.  

En la actualidad existen siete marcas arrendadoras nacionales y algunas extranjeras que en su conjunto rebasan las 500 oficinas de arrendamiento en el país con una flota total de 30,000 autos, lo que prácticamente deja virgen el mercado en un país con más de 105 millones de habitantes y más de 20 millones de turistas al año.  

Enrique Álvarez Prieto, ex titular de la Asociación Nacional de Arrendadoras de Vehículos y actual presidente de la concesión de Alamo en México, expuso que el mercado nacional de renta de autos requiere de mayor dedicación de sus miembros para reactivarlo.  

Consideró que fueron las propias arrendadoras de autos las que acabaron con el mercado mexicano, pues mantuvieron por mucho tiempo coches viejos, tarifas altas, servicios deficientes y sin cobertura nacional, lo que desalentó a los consumidores que buscaban la eliminación de los problemas que genera un vehículo propio.  

El mercado nacional se encuentra intacto, muchas empresas dedican importantes montos de inversión a vehículos y distraen esos recursos en activos fijos con depreciaciones muy altas y costos de mantenimiento que limitan sus posibilidades de crecimiento.  

Según estadísticas de la compañía que dirige, un coche con un valor de agencia de 150,000 pesos eleva su precio hasta 185,000 en el primer año debido a gastos como tenencias, verificaciones, servicios, seguros y refacciones.  

Mientras, la depreciación fiscal es de 25% y la depreciación real es de 30% a 35% dependiendo del cuidado que reciba la unidad, comentó.  

Esa situación se traduce en que una empresa o un particular invierte en el primer año 185,000 pesos pero si quisiera vender el carro 12 meses después no recuperará más de 100,000, lo que representa un alto costo, aunque se estudian estrategias y productos que satisfagan las necesidades del sector.  

En cambio la renta de un vehículo representa ventajas para las empresas pues está asegurado todo el tiempo, en condiciones de uso, no se invierte en servicios, refacciones ni mantenimiento, y cuando tiene alguna falla o accidente pueden acudir a la arrendadora para que les cambien la unidad sin incrementar el costo, abundó. 

Actualmente las estadísticas señalan que el arrendamiento de autos en México se dedica prácticamente al turismo, pues de cada 10 rentas de vehículos ocho son para paseo familiar, ya sea en centros turísticos de playa o culturales, o bien se rentan desde las grandes ciudades para fines de semana en centros vacacionales de la región.  

Explicó que otro 10% de las rentas se utiliza para cuestiones personales de usuarios particulares, mientras un porcentaje similar lo rentan las empresas para casos extraordinarios y se usan camionetas para el traslado de personal.  

Álvarez Prieto aclaró sin embargo que es momento de iniciar el plan de ventas para las empresas a fin de sustituir sus flotillas y con ello generar ahorros a los negocios que requieren de autos, y anunció que en breve comenzará la introducción al mercado de vehículos de carga.  

Se ofrecerán camionetas tipo van cerradas o Pick-Up y vehículos de carga ligeros que se utilizan con mayor frecuencia en las ciudades o para viajes cortos, lo que representará una alternativa viable para los negocios de las urbes, puntualizó.

Ahora ve
No te pierdas