McDonald´s sube sus precios

Los productos de la cadena de comida rápida cuestan entre uno y dos pesos más desde febrero; el aumento en México es parte del ajuste para contrarrestar los costos de la materia prima.
El aumento afectó alrededor de 2 pesos a algunos productos d  (Foto: )

Si consideramos a la hamburguesa como una especie de canasta básica (ya que contiene productos de consumo cotidiano, pan, carne, lácteos, verduras o pollo), el poder adquisitivo de los mexicanos sigue estancado.

De acuerdo con datos confirmados por empleados de la cadena de restaurantes la Big Mac se vende en 51 pesos (antes 49), mientras que el salario mínimo en el área geográfica "A" –que incluye al Estado de México y el Distrito Federal— se ubica en 52.59 (50.57 en 2007).

La cadena de comida rápida aplicó un incremento de entre uno y dos pesos por producto en 366 restaurantes de México.

El pasado 28 de enero, la compañía publicó en su cuarto reporte trimestral de 2007 que el nulo crecimiento en sus ingresos "comparables", –en establecimientos abiertos hace 13 meses- fue nulo, por el descenso en el gasto en consumo y la temporada invernal en Estados Unidos.

Explicó que el precio de los insumos ha conmocionado las finanzas de la empresa, pero soportaron ese efecto hasta principios de 2008.

Raquel Moscoso, analista del sector de Casa de Bolsa IXE, refirió que los negocios de comida rápida están padeciendo "una presión  importante en los insumos".

"De entrada (el aumento en el costo de las hamburguesas) generan un impacto directo en la población, pero recordemos que los precios están subiendo de manera consistente, el queso, las verduras y el petróleo, por lo que este tipo de empresas tiene en algún momento trasladar sus costos al consumidor", agregó.

En un sondeo hecho por Excélsior se corroboró que tanto en restaurantes de la zona centro y sur del país ya se aplicó el ajuste en precios.

Ricardo Martínez, empleado de la franquicia Centro, comentó que las quejas han sido menores, pero su gerente le informó que habrá más ofertas para que el consumidor no sienta un impacto en su economía.

Claudia Hernández, cajera del restaurante McDonald's, ubicado en Avenida Cuauhtémoc, comentó que fueron informados de los nuevos precios con dos semanas de anticipación, por lo que se tuvo que cambiar de papeletas y estar listos el 1 de febrero. Lourdes López, directora de Comunicación Corporativa McDonald's México y Centroamérica, no quiso hacer comentarios al respecto.

Ahora ve
No te pierdas