Francia amplía investigación en SocGen

Las autoridades interrogaron a otro operador para determinar su participación en el megafraude; Jerome Kerviel es hasta el momento el único involucrado, pero se presume que no actuó solo.
Société Générale vive una crisis tras haber sufrido un fraud
PARÍS (CNN) -

La pesquisa francesa sobre las pérdidas por 4,900 millones de euros (7,170 millones de dólares) en el negocio de intermediación del banco Société Générale (SocGen) se amplió a un segundo operador, en un intento por determinar si Jerome Kerviel actuó solo.

Las noticias emergían mientras una corte se preparaba para dictaminar si Kerviel, el operador de 31 años acusado por SocGen de efectuar operaciones no autorizadas debía ser arrestado.

La policía francesa interrogó a un operador de una correduría que ejecutó órdenes en representación de Kerviel, informó una fuente judicial cercana a la situación, y añadió que un periodo de detención inicial por 24 horas se había extendido por otro día más.

La correduría es una subsidiaria de SocGen, antiguamente conocida como Fimat, pero que fue rebautizada este año como Newedge, luego de que se fusionó con Calyon Financial.

Las oficinas de la correduría fueron allanadas el jueves por la policía.

Si la investigación establece que otros estuvieron involucrados en las operaciones ilícitas de Kerviel, los fiscales tendrían fundamentos para promover cargos por fraude.

El abogado de Société Générale, Jean Veil, dijo que era "prematuro" comentar sobre el avance de la investigación.

Kerviel ha sido puesto bajo investigación formal por abuso de confianza, abuso informático y falsificación, pero fue liberado el 28 de enero bajo supervisión judicial, luego que los magistrados descartaron la demanda por fraude de la lista de cargos.

La fiscalía de París apeló en contra de esa decisión y la audiencia consecuente se realizará este viernes.

El fiscal, primero, afirmó que temía por el estado psicológico de Kerviel, pero ha pedido a la corte que ordenara su arresto para evitar que se fugara.

"Es necesario verificar si Kerviel se benefició personalmente", comentó el jueves Ulrika Weiss, portavoz del fiscal.

Kerviel dijo en una entrevista concedida el martes a la agencia de noticias France Presse que aceptaba su parte de responsabilidad por las pérdidas, pero que no quería ser usado como chivo expiatorio.

El operador aseguró que condujo las operaciones para ganar dinero para el banco, pero no buscaba enriquecerse a sí mismo.

Société Générale está preparando una ampliación de capital por unos 5,500 millones de euros, para recomponer sus finanzas, luego de las pérdidas por intermediación y de las amortizaciones ligadas a una crisis hipotecaria en Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas