Venezuela pagaría sólo 10% a Exxon

El gobierno chavista dice que la compensación para la firma sería de 1,200 mdd y no de 12,000 m Exxon ha emprendido una batalla legal contra Venezuela por la nacionalización de sus activos.
El gobierno cree que sólo se deben dar a Exxon unos 1,200 md  (Foto: )
CARACAS (CNN) -

Venezuela valoró el jueves en menos de 1,200 millones de dólares la participación de ExxonMobil en un proyecto petrolero nacionalizado en el 2007, por la que se ha desatado una guerra legal que ha impulsado los precios del crudo en más de tres dólares.

Exxon logró un dictamen que congeló cautelosamente activos energéticos de Venezuela por unos 12,000 millones de dólares para asegurarse el pago de una eventual indemnización, a lo que la estatal PDVSA respondió el martes suspendiendo sus relaciones comerciales con la petrolera estadounidense.

"Es una cifra ínfima respecto a lo que ellos pretenden en la congelación de los activos. No alcanza ni el 10% de esa pretensión", dijo Ramírez a periodistas, luego de una larga exposición en el Parlamento para explicar la situación.

El presidente Hugo Chávez ha acusado a su archienemigo Washington de estar detrás del movimiento legal de Exxon como parte de una "guerra económica" que libra el "imperio estadounidense" para derrocarlo, y amenazó el domingo con cortar las exportaciones petroleras a su principal cliente.

Sin embargo, el Gobierno del presidente George W. Bush asegura que la multinacional petrolera, que busca una compensación a precio de mercado por su 42% en el antiguo mejorador de crudo Cerro Negro, responde a sus intereses económicos.

Las autoridades energéticas venezolanas dijeron que documentos de Exxon fijan un límite de 5,000 millones de dólares para su compensación, lo que según Ramírez demuestra que la caución solicitada es exagerada.

Petróleos de Venezuela (PDVSA) respondió a la sentencia judicial suspendiendo las ventas de crudo a Exxon, con la excepción de la refinería Chalmette, en Luisiana, una inversión que mantienen al 50% ambas empresas.

Además, el ministro y presidente de PDVSA adelantó que no renovarán algunos contratos vigentes con la empresa con sede en Texas, aunque aseguró se honrarán hasta su expiración.

"Entendemos que hay un conjunto de acuerdos comerciales que se han suscrito y que nosotros no vamos a renovar, por supuesto", acotó Ramírez.

Venezuela vendía un promedio de 600,000 barriles por mes en el mercado "spot" a Exxon, crudo por el que han mostrado interés clientes europeos y chinos, dijo el funcionario.

El secretario estadounidense de Energía, Sam Bodman, dijo el jueves que Exxon puede reemplazar fácilmente esos cargamentos de PDVSA y que Estados Unidos podría ofrecer a la compañía crudo de la Reserva Estratégica de la nación.

Venezuela cumple

Ante la plenaria de la Asamblea Nacional, controlada casi completamente por el oficialismo, el ministro desgranó un rosario de acusaciones contra anteriores gobiernos, a los que acusó de haber regalado al "imperio" las riquezas nacionales mediante contratos ventajosos para las transnacionales.

"Eso no debemos olvidarlo jamás, eso debe estar sembrado en la conciencia de nuestra nación (...) Por eso, en todo el tema petrolero nosotros necesitamos ser todo lo radical que debamos ser", clamó Ramírez, aplaudido por los diputados.

Chávez, que afirma liderar una revolución socialista en favor de los pobres, ordenó nacionalizar en el 2007 los cuatro mejoradores de crudo pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco, en una controvertida operación que forzó la salida de Exxon y ConocoPhillips del país latinoamericano.

Sin embargo, el ministro de Energía afirmó que el Gobierno no se ha negado a compensar a sus socias de la Faja y aseguró que tan sólo Exxon mantiene una actitud "agresiva" y "hostil".

Ramírez enfatizó que varias compañías internacionales, como la francesa Total y la noruega Statoil, recibieron un justo pago por pasar a ser accionistas minoritarias en los proyectos de la Faja, y que con ConocoPhillips avanza hacia un consenso.

"Conoco ha solicitado y mantenido un nivel de comunicación que permita resolver de manera amigable nuestra disputa (...) estamos en la vía de conciliar un acuerdo", dijo.

A este respecto, Ramírez adelantó que "en pocas horas" anunciarán un acuerdo con la italiana Eni por la nacionalización del campo Dación en el 2006, caso que estaba siendo dirimido en un tribunal de arbitraje internacional.

La Asamblea, en una moción simbólica, instó al presidente a retirar al país del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial, al que Venezuela suele acusar de favorecer a las grandes corporaciones en detrimento de los intereses soberanos de los pueblos.

 

Ahora ve
No te pierdas