ING registra alza de 18% en su utilidad

El grupo financiero asumió un cargo de 194 mdd por amortizaciones en sus inversiones; en el cuarto trimestre, ING logró sortear los efectos de la crisis hipotecaria.
LONDRES (CNN) -

El grupo financiero holandés ING asumió un cargo menor que el esperado, de 194 millones de euros (286 millones de dólares) en el cuarto trimestre, por la amortización de sus inversiones riesgosas, mientras que la venta de una participación accionaria ayudó a revertir sus pérdidas.

ING dijo que su utilidad neta creció 18% interanual en el cuarto trimestre, a 2,480 millones de euros, o 1.18 por acción, con lo que superó por poco la estimación promedio de los analistas de 2,340 millones.

El cargo extraordinario fue contrarrestado por una ganancia de 1,030 millones de euros de la venta de su participación en su rival local ABN AMRO a un consorcio de tres bancos en octubre.

ING también anotó ganancias en el tercer trimestre por ABN y otras ventas de activos.

Los analistas esperaban que ING tomara un cargo por entre 200 a 1,000 millones de euros por sus inversiones más riesgosas.

Entre estas últimas, se cuentan valores respaldados por hipotecas en préstamos hipotecarios de alto riesgo y los llamados "Alt-A", otorgados a acreedores que poseen un perfil de crédito levemente mejor, así como por obligaciones de deuda colateralizada (CDO, por su sigla en inglés).

Las amortizaciones de ING fueron menores que las de sus rivales europeos, incluyendo a Credit Suisse, que esta semana asumió un cargo de 2,850 millones de dólares por sus inversiones respaldadas por activos, y HSBC, que el año pasado informó un cargo de 880 millones de dólares.

Los bancos estadounidenses han pasado a pérdidas montos aún mayores por la crisis del crédito, desatada el año pasado por una creciente morosidad en el pago de las hipotecas de personas con bajas calificaciones crediticias.

ING dijo que realizó una provisión adicional de 751 millones de euros en el trimestre por inversiones en activos de alto riesgo, Alt-A y CDO, lo que da cuenta de que persiste el riesgo de más pérdidas.

Esto fue incluido dentro de la denominada reserva de revaluación, que no disminuye las ganancias dado que se considera que los activos todavía son recuperables, pese a una caída del valor de mercado.

En el 2007, ING señaló que había hecho provisiones por un total de 1,380 millones de euros en dichos activos.

El analista Thomas Nagtegaal, de ABN, comentó que ING enfrenta el temor de amortizaciones adicionales: "Lo único negativo sobre esta exposición, a nuestro parecer, es que el mercado sospecha del tamaño limitado de su amortización, especialmente cuando se la compara con la de sus rivales".

"La crisis del mercado hipotecario de alto riesgo está lejos de haber terminado y los inversionistas, sin lugar a dudas, continuarán cuestionando las posiciones de ING (como en inversiones Alt-A) en el curso del año", sostuvo Ton Gietman, analista de Petercam, en una nota.

El presidente ejecutivo de ING, Michel Tilmant, dijo que "la sólida administración de riesgo" ayudó a defender a ING de lo peor de la crisis, pero añadió que el clima de negocios seguía siendo "desafiante" y que ING tenía que bajar las valuaciones de sus bienes inmuebles y sus inversiones en capital privado.

"Este año veremos cierta volatilidad en varios segmentos de activos en los mercados", aseguró Tilmant en una conferencia telefónica.

En contraste con los problemas de las inversiones del brazo bancario de ING, la unidad de seguros tuvo un buen desempeño, ya que anotó una utilidad subyacente trimestral de 1,820 millones de euros, un 37% más que en el mismo período del año anterior.

Esto se debió en parte a las ventas de participaciones accionarias, que compensaron las menores valuaciones de sus bienes raíces e inversiones en capital privado, y a un incremento del 10 por ciento en las ganancias del negocio premium.

La ganancia del banco se mantuvo casi estable en el último trimestre del 2007, frente a igual lapso del año anterior, en 1,150 millones de euros.

En todo el 2007, ING informó un aumento del 20% en su utilidad neta, a 9,240 millones de euros, o 4.32 por acción.

Los analistas, en promedio, estimaban una ganancia del año de 8,710 millones de euros, o 3.96 por título.

Ahora ve
No te pierdas