PDVSA y Exxon ¿en nuevo conflicto?

Ambas empresas difieren en sus medidas para disolver una ascociación en una refinería en EU; Venezuela podría cederle sus derechos a Exxon sobre esa planta para solucionar sus diferencias.
CARACAS (CNN) -

Venezuela necesitaría la autorización de ExxonMobil para vender su participación en la refinería Chalmette, en Estados Unidos, de la cual la petrolera estadounidense y la estatal PDVSA son accionistas a partes iguales, dijo el viceministro venezolano de Hidrocarburos, Bernard Mommer.

Analistas habían especulado con la posibilidad de que Venezuela decidiera compensar a Exxon con su 50% en la planta, en medio de la batalla legal desatada por la nacionalización en 2007 de un proyecto de crudo pesado que la trasnacional estadounidense operaba en el país.

"No puede venderse sin la firma de Exxon", dijo el viceministro.

Agregó que el valor de la participación de Venezuela en esa refinería sería suficiente para pagar a Exxon por la estatización del antiguo mejorador Cerro Negro, en la Faja Petrolífera del Orinoco, .

El martes, el ministro de Energía y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), aseguró que los activos de Exxon nacionalizados el año pasado valen mucho menos que el 50% que ostenta su país en Chalmette, aunque dijo que la venta de ese activo en Estados Unidos es uno de "los escenarios sobre la mesa".

Recientemente, la petrolera estadounidense logró un dictamen que congela activos y fondos de PDVSA por más de 12,000 millones de dólares para asegurarse el pago de una compensación en caso de que gane el arbitraje que interpuso contra Venezuela por la toma de Cerro Negro.

El gobierno del presidente Hugo Chávez, quien asegura que Washington está detrás de los movimientos de Exxon, respondió suspendiendo las ventas a la compañía, e incluso llegó a amenazar con dejar de exportar crudo a Estados Unidos si insiste en su "guerra económica" contra su autoproclamada revolución.

Ahora ve
No te pierdas