Sarkozy arremete contra líder de SocGen

El mandatario dijo estar a favor de que Daniel Buoton deje su cargo tras el hallazgo de un frau Nicolas Sarkozy dijo que el jefe de Société Générale debe asumir sus responsabilidades.
PARÍS (CNN) -

El presidente francés Nicolas Sarkozy aumentó la presión para que el jefe del banco galo Société Générale (SocGen) renuncie, tras las pérdidas récord provocadas por un escándalo en la entidad, pero los principales gremios del mundo financiero le pidieron que no interfiriera.

"Simplemente no entiendo la situación del Société Générale. Cuando el presidente de una compañía experimenta un desastre de esta magnitud y no asume las consecuencias de ello, eso no es normal", dijo Sarkozy en una entrevista al diario Le Parisien.

Esta es la crítica más dura que recibe Daniel Bouton, presidente ejecutivo del segundo mayor banco de Francia que cotiza en Bolsa, desde que la institución reveló el 24 de enero una pérdida récord de 4,900 millones de euros (7,300 millones de dólares) por operaciones accionarias irregulares.

"Para alguien que gana 7 millones de euros al año, no me sorprende. Pero con una condición: que asuma sus responsabilidades. Ese es el problema con Daniel Bouton", afirmó Sarkozy.

"No tengo nada en su contra. Pero no puedes decir: 'voy a ganar 7 millones de euros por año' y luego, cuando hay un problema, decir: 'yo no fui'. Eso no lo puedo aceptar", añadió el mandatario.

Una portavoz de SocGen dijo que el banco no tenía comentarios sobre los dichos de Sarkozy.

Inicialmente, Bouton ofreció su renuncia por el escándalo, pero el directorio le pidió que se quedara en medio de reportes de que el banco podría volverse un potencial blanco de adquisiciones.

Esta semana, el ejecutivo de 57 años dijo a un periódico francés que ya no seguía en pie su ofrecimiento.

Bouton sostuvo la semana pasada que SocGen no se rendiría ante la presión política, luego de el banco registrara una pérdida trimestral récord de 3,350 millones de euros debido principalmente a pérdidas por operaciones de intermediación de las que culpó a un novato operador, Jerome Kerviel, de 31 años.

El 28 de enero, Sarkozy había afirmado que la gerencia del banco debía enfrentar su responsabilidad por el escándalo.

Las críticas del presidente fueron rechazadas por la líder del mayor grupo patronal de Francia, MEDEF, que normalmente es considerada una aliada del mandatario.

"En una crisis extremadamente seria como la de SocGen, sólo los miembros del directorio tienen toda la información necesaria para juzgar la situación y tomar las decisiones acertadas", dijo Laurence Parisot a la radio Europe 1.

Ahora ve
No te pierdas