Bombardier, a la caza de aerolíneas

La firma canadiense tiene los ojos puestos en compañías de bajo costo en México por su crecimie el plan del fabricante de aviones es agregar unas 10 aeronaves por año en el largo plazo.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El fabricante de aviones canadiense Bombardier tiene la mira puesta en las aerolíneas de bajo costo mexicanas que, tras un espectacular debut hace dos años, buscan seguir incrementando sus pasajeros con nuevas aeronaves y rutas.

Las operadoras de bajo costo han logrado conquistar al 30% de los viajeros domésticos de México tras irrumpir en el mercado con boletos a precios mucho más bajos que las líneas aéreas tradicionales, atrayendo a millones de mexicanos que antes no usaban el transporte aéreo.

Las seis empresas que compiten en el sector -Interjet, A Volar, Click, Volaris, VivaAerobus y Alma, esta última con una flota de 19 aviones exclusivamente Bombardier- serían potenciales compradores de los aviones regionales en los que se especializa Bombardier, según directivos de la compañía.

"Estamos platicando con otras líneas aéreas que quieren incursionar en este negocio de la regional (...) Son aviones de nuestra familia CRJ que va desde 40 asientos hasta 90 asientos", dijo el representante en jefe de Bombardier para México, Flavio Díaz, en una entrevista.

Interjet y Volaris -donde participa el magnate mexicano Carlos Slim y el gigante de medios Televisa- operan aviones Airbus A320 y A319, y han ido expandiendo su flota para satisfacer la demanda.

VivaAerobus, una asociación entre la empresa mexicana de autobuses IAMSA y la familia fundadora del operador europeo Ryanair, espera contar con 11 aviones para mediados del 2008, desde cinco Boeing 737-700 que opera actualmente.

Su plan es agregar 10 aviones por año en el largo plazo.

Según las autoridades aeronáuticas, el aumento de pasajeros domésticos en los próximos dos años sería similar al crecimiento de poco más del 20% estimado para el 2007, impulsado sobre todo por las aerolíneas de bajo costo.

Pero el sector podría empezar a consolidarse en menos jugadores.

"Evidentemente va a tener que haber acomodos ahí porque el país tiene una capacidad limitada, los inversionistas tienen que ver dónde y qué rutas", dijo el directivo de Bombardier.

Factible armar aviones en México

Bombardier cree que es posible que sus plantas mexicanas puedan comenzar en unos años a armar un avión completo.

"Puedo confirmar que en pocos años, yo voy a estar en capacidad de someter al consejo de administración de Bombardier una iniciativa de fabricación de avión completo (...) estamos hablando de cuatro años, cinco años", dijo Díaz.

La compañía, que tiene un programa de inversiones en México por 200 millones de dólares en 2006-2012, comenzó a fabricar fuselajes y otras partes para avión en plantas en el estado de Querétaro, tomando ventaja de la mano de obra más barata y la proximidad del país con Canadá.

El directivo explicó que el complejo de Querétaro fabrica actualmente el fuselaje central del Challenger 850, los controles de vuelo para el serie Q y el fuselaje trasero de la familia Global de Bombardier, entre otras partes para avión.

La compañía no tiene contemplado fabricar en México partes para el anunciado nuevo jet CSeries de 110-130 asientos, cuya producción se realizará en sus plantas de Quebec y Belfast.

"Del CSeries no hay nexos con Querétaro, no hay posibilidad", dijo Díaz.

El armado de un avión completo en México dependerá de que la compañía complete su plan de inversiones, que cuente con los requeridos técnicos especializados y de la puesta en marcha del sistema de certificación de aeropartes en el país.

Ahora ve
No te pierdas