La nueva forma de ver TV... por Internet

Fox y NBC Universal crearon el sitio Hulu, una moderna forma de ver las series más populares; el modelo de negocio cambia la TV por la Red, donde habrá menos tiempo de anuncios por programa
Ahora podrás ver tus programas favoritos sin tantos anuncios
David Kirkpatrick y Adam Lashinsky

Cuando Fox y NBC Universal anunciaron que unirían fuerzas para subir a la Red sus series televisivas, risas burlonas se dejaron oír en Silicon Valley. Los medios tradicionales no van a Internet, dijeron, y apostaron por el fracaso del proyecto.

Pero Hulu, así se llama la empresa conjunta de ambas cadenas, ha demostrado lo contrario. Desde que lanzó su primera versión en octubre, las críticas han sido más que positivas.

Pronto llegará el momento para que el mundo juzgue el resultado, luego de un año y una inversión estimada en 15 millones de dólares (mdd), Hulu -convertido ya en sitio web financiado con publicidad- hará su debut en estos días. Hulu representa el mejor esfuerzo hecho hasta hoy por la industria del cine y la televisión para hacerse de un lugar en el mundo cambiante de los medios digitales.

Antes, los gigantes de los medios como Fox y NBC tenían la vida resuelta, producían contenidos, el público los consumía, y las ventas por publicidad y taquilla generaban grandes beneficios. Pero hoy, los espectadores tienen todo tipo de ofertas –digitales y analógicas, legales e ilegales- desde Apple a Netflix. E incluso los videos más populares son producciones que los propios espectadores suben a YouTube sin costo alguno. Hulu nació como respuesta a este dinámico escenario.

Peter Chernin y Jeff Zucker, CEOs de Fox y NBC respectivamente, habían llegado a la conclusión de que la industria televisiva necesitaba su propio sitio web. La idea ganó urgencia en el verano del 2006, cuando Google compró YouTube por 1,600 mdd. La financiación de Hulu llegó de la mano de Providence Equity Partners, que puso 100 mdd por el 10% de las participaciones.

El éxito inicial de Hulu son la fuerza y la simplicidad del sitio online, sus creadores se centraron en la experiencia del usuario. Es fácil navegar en su página, ver clips, revisar la programación, buscar los episodios y las series más populares con tan sólo un clic del ratón. Incluso ofrecen contenido de la competencia (como ‘Desperate Housewives’ de ABC).

El proyecto le debe mucho a Kilar, veterano de la industria tecnológica que trabajó para Amazon y ahora se desempeña como CEO de Hulu. Las primeras medidas que tomó fueron marcar su independencia frente a sus padres corporativos y apostar por un software genial.

Para conseguir esto último contrató a Eric Feng, ingeniero de Microsoft, entre ambos formaron dos equipos técnicos -uno en Santa Mónica y otro en Beijing- que operan en conjunto y reúnen a los programadores más talentosos.

El resultado es una interfaz transparente, elegante, que ha deslumbrado incluso a los detractores más acérrimos. ¿La respuesta? Muchas personas empiezan a preferir Hulu por encima del televisor mismo. Como la tele, Hulu también tiene anuncios, aunque ni sus ingresos ni los tiempos se comparan en absoluto: Hulu sólo emite dos minutos de publicidad por 22 minutos de contenido, frente a los 8 minutos de la televisión.

Ahora ve
No te pierdas