Carlyle Capital incumple con sus deudas

El fondo dijo que los pasivos son de 16,600 mdd y espera el congelamiento de sus activos; Carlyle Capital no pudo alcanzar un acuerdo con sus acreedores.
AMSTERDAM (CNN) -

El fondo Carlyle Capital Corp., una filial de la firma privada estadounidense de inversiones Carlyle Group, incumplió el pago de deudas por unos 16,600 millones de dólares y espera que sus acreedores congelen sus activos restantes.

Carlyle Capital dijo en Nueva York que las negociaciones con los prestamistas se deterioraron a última hora luego de una caída del valor de sus inversiones hipotecarias.

La crisis crediticia, que comenzó el año pasado por un salto de la morosidad en el sector hipotecario de alto riesgo en Estados Unidos, ha obligado a los prestamistas a buscar capital para fortalecer sus finanzas.

Además, la crisis ha dificultado la valuación de las deudas colateralizadas, de los portafolios de hipotecas y de los títulos de renta fija, los instrumentos en los que invertía Carlyle Capital.

Una "refinanciación exitosa no es posible," dijo Carlyle Capital, luego de los intentos por forjar un acuerdo con sus acreedores para evitar la quiebra.

"Se espera que la deuda restante pronto caiga en incumplimiento", aseguró en un comunicado.

La noticia avivó el estrés de los mercados globales de crédito y afectó los precios de los activos y la confianza en todo el mundo.

Los futuros de bonos en Europa -las acciones de Carlyle Capital cotizan en Amsterdam- volvieron a subir a niveles a los que cotizaban antes que la Reserva Federal de Estados Unidos y otros bancos centrales coordinaran el martes una inyección de liquidez a los mercados de créditos.

En tanto, el dólar seguía cayendo.

"La angustia crediticia ha vuelto," comentó Tim Condon, jefe de investigaciones en Asia para ING.

El incumplimiento del fondo motivaba una ampliación de los diferenciales en el índice de grados de inversión iTRAXX de Asia -que excluye a Japón-, mientras que también se expandían los diferenciales de crédito europeos, con lo que se volvían a acercar a los máximos históricos alcanzados en la semana.

AFM, el ente regulador del mercado holandés, dijo que estaba observando atentamente el desarrollo de la situación, pero que no planeaba suspender la cotización de las acciones.

Carlyle Capital dijo que sus prestamistas habían procedido a ejecutar las garantías de títulos respaldados por hipotecas dado que fue incapaz de pagar los intereses.

"El ánimo es ampliamente negativo y las noticias de incumplimiento de pedidos de pagos en fondos altamente apalancados sólo incrementan el temor a un círculo vicioso de más ventas forzosas con profundas pérdidas, caídas de garantías y más exigencias de pagos incumplidas", comentó Brett Williams, analista crediticio de BNP Paribas en Hong Kong.

Carlyle Group participó activamente en las negociaciones con los acreedores y el año pasado extendió una línea de crédito de 150 millones de dólares a su filial.

Los administradores de Carlyle Group poseen alrededor del 15 por ciento de Carlyle Capital, que comenzó a cotizar en julio del 2007, en momentos en que la crisis crediticia comenzaba a afectar al sistema financiero mundial.

Carlyle Group, que tiene su sede en Washington DC, administra unos 75,000 millones de dólares y ha atraído a un puñado de asesores de perfil alto, como el presidente George Bush, a principios de la década de 1990, y al ex primer ministro británico John Major.

Carlyle Group es una de las mayores firmas de inversiones privadas y posee una variedad de compañías, como la consultora de audiencia de televisión Nielsen, la cadena de tiendas de donas Dunkin' Brands y Allison Transmission, una ex división de General Motors.

Ahora ve
No te pierdas