Lehman asegura estar fuerte

El banco afirmó que su situación no es como la de Bear Stearns, que se remató a JPMorgan; Bear fue demandado por una firma legal de EU por mentir sobre su condición financiera.
NUEVA YORK (Agencias) -

Lehman Brothers Holdings (LEH) salió el lunes a asegurar al mercado que su situación es diferente a la de Bear Stearns Cos. y que no experimenta problemas en la financiación de sus negocios, mientras que por otra parte una firma legal demandó a esta última institución por mentir sobre su condición financiera.

Si bien Lehman es más grande y se encuentra más diversificada por productos y geografía que Bear, la entidad es vulnerable a comparaciones con Bear debido a su considerable concentración en hipotecas y valores con respaldo hipotecario.

El domingo se anunció que JPMorgan Chase & Co. comprará a Bear Stearns a un precio significativamente reducido de 2 dólares por acción, en una operación de canje de acciones que valora al banco en sólo 236 millones de dólares. Bear Stearns tenía hasta el viernes una capitalización de mercado de alrededor de 3,500 millones de dólares y su valor ascendía a 30,000 millones en enero del 2007.

La firma casi se derrumbó debido a la caída en el valor de su colateral basado en hipotecas y al retiro de dinero por parte de fondos de cobertura y otros clientes de la compañía.

Una señal de la precariedad de la situación es que Lehman -el cuarto mayor banco de inversión del país- depende en estos momentos del gobierno federal para comunicar su mensaje de estabilidad a sus contrapartes, clientes e inversionistas.

"La decisión de la Reserva Federal de crear una línea de préstamos para los corredores primarios y permitir que una amplia gama de valores con grado de inversión sirva de colateral mejora el ambiente de liquidez y, desde mi perspectiva, retira de la mesa el tema de la liquidez para todo el sector", dijo el lunes en un comunicado el presidente ejecutivo y titular del directorio de Lehman, Richard S. Fuld, Jr.

"La posición de liquidez de Lehman ha sido y continúa siendo muy sólida", dijo Kerie Cohen, vocera de la firma. "Consideramos que el marco de liquidez bajo el que hemos operado por casi una década es una ventaja competitiva", añadió.

Los inversionistas permanecen nerviosos frente a Lehman, y, en menor medida, frente a sus firmas rivales.

Bear recibe demanda

Una firma legal de Estados Unidos dijo el lunes que demandó al atribulado banco Bear Stearns, acusándolo de engañar a los inversionistas sobre su condición financiera antes del colapso de sus acciones.

La demanda fue presentada en la Corte de Distrito del Distrito Sur de Nueva York, dijo en un comunicado la firma legal Coughlin Stoia Geller Rudman & Robbins LLP.

No hubo una copia del reclamo disponible de forma inmediata. La firma legal dijo que en la demanda acusó al banco de inversión, que está en proceso de venta a JPMorgan Chase & Co, de violaciones a las leyes federales de valores.

La confianza en los mercados financieros se deterioró significativamente luego de la venta de Bear Stearns durante el fin de semana, lo que aumentó los temores de que otras firmas financieras puedan enfrentar problemas de liquidez.

La Fed anunció el domingo la ampliación mas drástica hasta la fecha de sus líneas de crédito, al prometer préstamos de hasta seis meses a firmas de valores bajo términos reservados normalmente sólo para bancos firmemente regulados.

La Fed también recortó la tasa para esos préstamos directos en un cuarto de punto porcentual, apenas dos días antes de que probablemente decida reducir la tasa interbancaria federal. La entidad rebajó la tasa de descuento del 3.5% al 3.25%. Esto reduce el diferencial a un cuarto de punto con la tasa interbancaria federal, que es económicamente más importante y que se ubica en el 3%.

Para convencer a JPMorgan de que compre Bear Stearns, la Fed tuvo que asegurar a JPMorgan que garantizará 30,000 millones de dólares de los activos más riesgos de Bear Stearns.

La Fed agregó que permitirá a grandes bancos de inversión y firmas de corretaje pedir prestado dinero del banco central con términos similares a los que exige a los bancos comerciales.

La Fed puede prestar con pocas restricciones a los bancos mediante su ventanilla de descuento para impedir una escasez de liquidez causada por una interrupción temporal o una pérdida generalizada de confianza. Pero rara vez ha prestado dinero a entidades no bancarias, pese que cuenta con la autoridad para hacerlo desde 1932, si es aprobado por cinco de sus siete gobernadores. La última vez que otorgó fondos prestados bajo esa autoridad fue en los años 30.

Las firmas de corretaje pueden ahora pedir dinero prestado por seis meses a la misma tasa que reciben los bancos comerciales y la Fed señaló que aceptará una amplia gama de valores con grado de inversión como colateral.

"Esto genera liquidez para casi la totalidad de los activos crediticios que figuran en las hojas de balance de las firmas de corretaje", sostuvo James Mitchell, analista de Buckingham Securities.

Ahora ve
No te pierdas