Goldman supera previsiones pese a caída

El banco de inversión obtuvo una caída de casi 50% en sus ganancias del primer trimestre fiscal sin embargo, la institución superó expectativas del mercado; sus utilidades bajaron a 1,510 mdd
NUEVA YORK (CNN) -

Goldman Sachs Group Inc., el mayor banco de inversión de Estados Unidos, reportó el martes una caída cercana al 50% en sus ganancias del primer trimestre fiscal, luego de que registrara una pérdida récord de 2,500 millones de dólares en préstamos y otros activos.

Sin embargo, sus resultados superaron las expectativas del ansioso mercado, que habían caído en las últimas semanas.

El banco más grande de Wall Street por ganancias y valor de mercado dijo que sus utilidades netas bajaron a 1,510 millones de dólares, ó 3.23 dólares por acción, en el trimestre terminado el 29 de febrero, desde los 3,200 millones de dólares, ó 6.67 dólares por papel, de igual período del año pasado.

Los ingresos trimestrales disminuyeron a 8,340 millones de dólares.

La turbulencia de los mercados generó más ingresos de lo esperado en el gigantesco negocio de operaciones de Goldman.

Los bonos corporativos y las hipotecas fueron más débiles, pero las operaciones de monedas, tasas de interés y materias primas se ubicaron cerca de niveles récord.

Los analistas, en promedio, esperaban que Goldman ganara 2.57 dólares por papel con ingresos por 7,300 millones de dólares.

Las acciones de Goldman trepaban un 9.2%, a 164.91 dólares en las operaciones de la mañana, recuperando el terreno perdido durante el pánico del mercado del lunes y ayudando a impulsar a la totalidad del sector bancario.

"Goldman vuelve a brillar en tiempos difíciles. Estos tiempos destacan el desempeño de las estrellas", comentó Michael Holland, fundador de Holland & Co LLC. "Fue un reporte estelar", añadió.

Desde hace de un año las compañías financieras son golpeadas por la peor crisis del mercado inmobiliario de Estados Unidos de la última década y por la interrupción de los mercados del crédito, que generó pérdidas por 200,000 millones de dólares.

Carlyle Capital Corp., firma de inversiones de hipotecas que cotiza en Bolsa, colapsó la semana pasada, impulsando una nueva ola de preocupaciones sobre el pronóstico de las corredurías.

Estos temores derribaron a Bear Stearns Cos, una firma creada hace 85 años, cuya exposición a hipotecas avivó un éxodo de clientes y el pánico respecto a su efectivo.

Bear, que fue el quinto mayor banco de inversiones de Estados Unidos, se vio forzado a solicitar el rescate del gobierno estadounidense y a aceptar una oferta de dos dólares por acción de JPMorgan Chase & Co.

Pese a esto, Goldman se las arregló para superar las expectativas. Su presidente financiero, David Viniar, recalcó que la posición de efectivo del banco nunca ha sido más sólida y pronosticó un aumento en el conteo de cabezas de este año.

A pesar de ello, fue cauto sobre el panorama del mercado.

"¿Habrá un mejoramiento alguna vez? Sí. 'Cuándo' es una pregunta más difícil de responder", dijo Viniar a periodistas. "No lo sé. Sé que nos estamos acercando al abismo, pero es difícil saber cuándo las cosas cambiarán", agregó.

Los ingresos del banco por intermediaciones e inversiones principales cayeron, pero sólo en un 5%.

El registro de monedas y operaciones de productos de tasa de interés, así como los resultados de materias primas, opacaron la debilidad de bonos corporativos e hipotecarios.

Goldman también registró pérdidas netas por alrededor de 1,000 millones de dólares en préstamos y títulos de hipotecas residenciales, y pérdidas netas por 1,000 millones de dólares por préstamos corporativos de mayor riesgo y por el ajuste del valor de sus inversiones. Antes de coberturas, dichas amortizaciones alcanzaron los 1,400 millones de dólares.

Por la turbulencia durante el trimestre su portafolio de inversiones directas anotó una pérdida neta de 532 millones de dólares, debido a que perdieron valor sus tenencias en Industrial and Commercial Bank of China Ltd, entre otras.

En tanto, los ingresos por banca de inversión cayeron un tercio, a 1,170 millones de dólares, reflejando una baja en la suscripción de deuda y un retroceso en las ofertas con acciones.

"Es un mercado incierto. Hay menores precios de valores, bastante volatilidad", dijo Viniar.

"Hasta que exista una mayor certeza y las personas se empiecen a sentir mejor sobre los mercados, no veo que (la actividad bancaria) repunte de manera dramática", agregó.

Analistas cuestionaron si Goldman estaba siendo conservador. Merrill Lynch destacó que Goldman no reportó amortizaciones de propiedades, y dijo que "te hace cuestionar y levanta la pregunta de marcas potenciales para el segundo trimestre".

Viniar reveló que el banco logró unos 300 millones de dólares en ganancias por la depreciación de algunos incumplimientos.

"No estoy seguro qué pensar, es casi demasiado bueno para ser verdad", dijo Robert Lagravinese de Trinity Funds. "No estoy seguro cómo evitarán los problemas de cualquier otro banco de inversión. Nadie es tan bueno, inteligente o suertudo", agregó.

Goldman ha sido una rara excepción entre los bancos, ya que evitó grandes pérdidas hipotecarias y reportó resultados récord en el 2007, impulsado por operaciones sorprendentemente sólidas y ganancias de inversión.

Ahora ve
No te pierdas