Hay que formalizar la informalidad: IMCP

Contadores públicos consideran que la práctica informal afecta a la creación de empresas en Méx proponen que Hacienda coloque más personal para vigilar a estos negocios y contribuyan con el f
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En México sí se tienen las alternativas para iniciar un negocio pequeño o mediano, sin embargo, existen ciertos ‘fantasmas’ como la economía informal, la competencia desleal con productos extranjeros, pago de impuestos irregulares y un gran desconocimiento con las obligaciones legales, dijeron representantes del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

“La economía informal sigue siendo un efecto importante que afecta significativamente a los empresarios con iniciativa o intención de desarrollar un negocio, y se vuelve una situación incómoda”, dijo el vicepresidente del Sector Empresarial del IMPC, José Miguel Barañano Guerrero.

Según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de los 42 millones de trabajadores que existen actualmente en todo el territorio nacional unas 19.2 millones de personas o el 50%, se enfoca a la economía informal.

Lo que el IMCP ha pugnado es convertir a estas economías informales en formales para que haya una contribución fiscal general equitativa en todos los negocios, y un asesoramiento para éstas en financiamiento y desarrollo para hacerlas crecer y que entren a un sistema de calidad y competencia.

“Si se incorporan a la formalidad se podría tener un nivel de contribución más importante y con esto lograr un desarrollo y un apoyo a nuevos negocios”, precisó el contador público.

Para lograr que este planteamiento sea efectivo, el IMCP aconseja que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público incorpore a un grupo muy importante de personal que pueda dar seguimiento y realice revisiones específicas de personas en economía informal.

Para que todas las economías se integren a la contribución fiscal se debe hacer un cambio en algunos sectores como las Pequeñas y medianas empresas (Pymes), “donde se pueda contribuir mediante el consumo, es decir, que se pueda gravar directamente el consumo de forma que todo el mundo esté bajo una plataforma fiscalizada”, dijo el vicepresidente.

Por otro lado, precisó el contador público, existe la posibilidad de manejar cuotas fijas en estas empresas para que se les permita dedicar tiempo en la operación de crecimiento, y que la parte fiscal vaya creciendo conforme la empresa se desarrolle y se vayan incorporando a todas las regulaciones fiscales para las Pymes.

Y es que para el IMCP, en México existen pequeños empresarios que tiene la intención de hacer crecer planes de negocios estables pero lo que necesitan es asesoría y fondeos.

“Muchas de estas empresas en desarrollo tienen que cerrar al tercer o cuarto año de vida por su desconocimiento con ciertas legalidades”, dijo el presidente del IMCP, Jaime Sánchez Mejorada.

Por eso mismo, el instituto mexicano recomienda que las empresas de servicio y comercio reciban más apoyo por parte de instituciones como Nacional Financiera, pues la mayor parte de las ayudas monetarias van a parar al sector de la industria.

Ahora ve
No te pierdas