British Airways sufre caos en Heathrow

La aerolínea canceló este viernes cientos de sus vuelos en el aeropuerto londinense; la nueva Terminal 5 presenta serios problemas con la entrega de equipajes y en los registros.
La terminal 5 del aeropuerto de Heathrow presenta serios pro
LONDRES (CNN) -

La aerolínea británica British Airways (BA) canceló este viernes un quinto de sus vuelos en la nueva terminal del aeropuerto londinense de Heathrow, que costó 8,600 millones de dólares, mientras reinaba el caos en las instalaciones por segundo día seguido tras su inauguración.

La compañía aérea anunció la suspensión de los vuelos de corta distancia para "generar más capacidad", mientras intenta dejar atrás el lío causado por la inauguración del jueves, cuando casi 70 vuelos fueron cancelados, dejando a cientos de pasajeros a la deriva.

El presidente ejecutivo de BA, Willie Walsh, advirtió que los problemas podrían continuar durante el fin de semana.

"En estas circunstancias, esperaría que tengamos algunas cancelaciones mañana (sábado)", comentó al canal de televisión BBC.

Las dificultades con los equipajes y con los registros en la alabada nueva terminal 5 (T5) han provocado un desastre de relaciones públicas para la aerolínea que en algún momento se identificaba como "la favorita del mundo".

"Estamos intentando hacer frente a lo ocurrido tras los problemas de ayer (jueves)", dijo el portavoz de BA, Michael Johnson. "Hemos aprendido mucho de ayer y estamos siguiendo muy de cerca la situación", añadió.

La Terminal 5 es el mayor espacio cerrado de Reino Unido, equivalente a unas 50 canchas de fútbol, y fue pregonada como la respuesta a los retrasos que los pasajeros pueden afrontar en las otras cuatro terminales del tercer aeropuerto más concurrido del mundo, que opera BAA, filial de la española Ferrovial.

Frente a lo que ocurrió el jueves, cuando a algunos pasajeros se les dijo que podían viajar únicamente con equipaje de mano, British Airways dijo a los clientes el viernes que podrían facturar también sus maletas.

Algunos afectados -muchos de los cuales denunciaron públicamente a la aerolínea- pasaron la noche en la resplandeciente terminal, negándose a pagar por dormir en los hoteles cercanos, aunque BA, que usa la Terminal 5 en exclusiva, había prometido reembolsarles el dinero.

"Lamento mucho que los problemas que tenemos hagan que algunos de nuestros clientes no experimenten el verdadero potencial de este nuevo e impresionante edificio", se disculpó Walsh.

British Airways lleva meses promocionando la terminal diseñada por Richard Rogers, repleta de tiendas exclusivas y restaurantes.

Pero la amplia cobertura ha tenido un efecto contraproducente en las últimas 24 horas, ya que tanto pasajeros como medios británicos han cargado contra la aerolínea por sus fallas y por haber dado más importancia al "estilo que a la sustancia".

"Terminal Disgrace" (Terminal Desgracia) fue el titular del popular diario Daily Mail, mientras que el Times lo calificó de caos y The Sun de desastre.

"Es una deshonra y una humillación nacional", dijo un parlamentario británico cuyo vuelo fue cancelado.

Ahora ve
No te pierdas