Banco Lehman demanda a correduría nipona

Lehman Brothers pretende recuperar 352 millones de dólares que supuestamente le estafó Marubeni de concretarse el hecho, éste sería uno de los engaños más sofisticados desde la quiebra de Enr
Lehman Brothers cerca de conseguir los recursos que le permi
TOKIO (CNN) -

El banco de inversión estadounidense Lehman Brothers presentó una demanda para recuperar 352 millones de dólares de la correduría Marubeni Corp por una supuesta estafa.

Lehman culpa a los empleados de Marubeni del fraude que, según una fuente con conocimiento directo del asunto, consistió en la falsificación de documentos y la participación de un impostor en las oficinas de la firma bursátil.

"Se cree que el fraude de estos empleados pudo haber sido perpetuado contra varias instituciones financieras y otras partes, incluyendo a Lehman Brothers", comentó Matthew Russell, jefe de comunicaciones corporativas de Lehman Brothers para la región Asia-Pacífico.

La amenaza judicial hundió 6.6% a las acciones de Marubeni, la quinta mayor correduría de Japón, pese a que argumentó que sus empleados también pudieron haber sido engañados.

Si Lehman tiene razón, los estafadores habrían diseñado uno de los engaños corporativos más sofisticados desde que Enron presentó falsos balances contables para impresionar a los analistas.

El banco estadounidense descartó el riesgo de absorber pérdidas, al indicar que en el primer trimestre tomó las reservas adecuadas y estaba cubierto por seguros para compensar cualquier daño producido por la estafa.

La disputa surgió cuando Lehman, la cuarto mayor firma independiente de Wall Street, fue rodeada por rumores de que sufriría una corrida bancaria similar a la que derrumbó a su rival Bear Stearns. Lehman ha dicho que tiene capital más que suficiente para trabajar en las condiciones actuales.

Los préstamos en cuestión fueron hechos el año pasado para financiar una remodelación de hospitales y renta de equipos médicos realizada a través de Asclepius, una unidad ahora en quiebra de la farmacéutica LTT Bio-Pharma, y diseñada por empleados de Marubeni, informó la fuente, que declinó de ser identificada ya que el proceso judicial está en curso.

Cuando el pago del crédito no se hizo el 29 de febrero, Lehman fue avisado por Marubeni de que su contrato era inválido porque había sido suscrito con un sello falsificado, explicó la fuente.

Ahora ve
No te pierdas