Del campo de béisbol a la cata de vinos

Estrellas del rey de los deportes serán la imagen de una marca de vinos californiana; una fracción de las ganancias de Charity Wines serán destinadas a causas benéficas.
José Reyes... pelotero e imagen de Cabernet. (Cortesía)  (Foto: )

¿Quién tiene un toque suave, José Reyes de los Mets o David Ortiz de los Red Sox? ¿Quién tiene mayor complejidad, Jorge Posada de los Yankees o Chipper Jones de los Bravos de Atlanta?

Estas preguntas se resolverán no sólo en el campo de béisbol, estos titanes también podrán medirse en una cata de vinos. La firmas Charity Wines y Charity Hop se han asociado para producir vinos de California dedicados a las estrellas del deporte del diamante, y una parte de las ganancias irán a la beneficencia.

El vicepresidente de Charity Wines, John Corcoran, espera ingresar 2 millones de dólares con la venta de vinos bautizados como ‘CaberReyes’ o ‘Vintage Papi’. Este año, más de una docena de jugadores tendrán sus vinos homónimos con su rostro en las botellas. Cada botella cuesta entre 12 y 14 dólares, y1.25 dólares del precio se destinará a la causa filantrópica elegida por el deportista. Charity Wines sólo se queda con 55 centavos de ganancia por cada venta.

Que los atletas unan sus nombres a algún producto por una causa noble es una práctica común. Y hay una razón: Según un sondeo realizado por la firma Cone en 2007, el 87% de los mil adultos encuestados afirmó que cambiaría de marca (considerando un precio y calidad similar) si la otra marca está asociada con una causa noble.

Sin embargo, las buenas intenciones también suponen un riesgo para los atletas. ¿Qué pasa si el vino es rancio o el deportista es arrestado por conducir en estado de ebriedad? “Si el producto no es bueno, afectará el nombre de marca del deportista” explica Marc Pollick, fundador de Giving Back Fund of Los Angeles, organización que crea fundaciones filantrópicas para deportistas y celebridades.

Corcoran había estado explorando la idea, hasta que finalmente encontró el sitio web de Charity Hop, una consultora que unía a los deportistas y las causas benéficas. El cofundador de Charity Hop, Brett Rudy, pronto movió sus conexiones para atraer a Curt Schilling y Tim Wakefield, jugadores de los Red Sox. Manny Ramirez también quiso colaborar (su vino se llama Manny Being Merlot). Así, la empresa lanzó el proyecto el año pasado con estos tres jugadores luciendo en las etiquetas de un vino chileno.

En un futuro próximo, Corcoran y Rudy planean desarrollar marcas con estrellas de la NBA, la NHL y la NFL, una vez que superen los obstáculos de licencias y regulaciones. De acuerdo con esto, las estrellas retiradas -que ya no están sujetas a sindicatos ni licencias- son la gran oportunidad. Charity Wines lanzó al mercado un merlot con el afamado nombre del quarterback Dan Marino, “un vino equilibrado con toques de eucalipto” según se lee en la etiqueta.

En el 2008, aparecerán los vinos de los legendarios Ernie Banks, Mike Schmidt y Eddie Murria. Las botellas estarán disponibles en tiendas minoristas a mediados de mayo, pero podrán adquirirse en www.charitywines.com.

Mientras tanto, la firma de Corcoran ha registrado ingresos superiores a los 10 millones de dólares, “Si hace un año me hubieran dicho que sería colega de Dan Marino, no lo hubiera creído” asegura.

Ahora ve
No te pierdas