La Fed da 'marcación personal' a bancos

Funcionarios del banco central revisarán las cuentas de entidades como Bear Stearns y Goldman S al Fed no realizaba medidas similares en casi 10 años.
NUEVA YORK (CNN) -

Funcionarios de la Reserva Federal estadounidense se instalaron en las oficinas de bancos y corredurías como Goldman Sachs y Bear Stearns para supervisar sus estados financieros, informó el Wall Street Journal.

La medida, la primera de esta clase que toma la Fed en una década, está vinculada a su reciente decisión de prestar dinero a firmas de Wall Street y podría ser el comienzo de una regulación adicional al sector con un mayor rol del banco central, reportó el diario.

La decisión de la Fed llega en medio de las críticas a la Comisión de Valores (SEC) y su control de Bear Stearns antes de su colapso.

Otras corredurías que también tendrán a personal de la Fed en sus sedes son Morgan Stanley, Lehman Brothers, Merrill Lynch, y JPMorgan Chase.

Ninguna de las firmas pudo ser contactada inmediatamente para hacer comentarios.

Regulaciones débiles

El colapso y la venta forzosa de Bear Stearns, reveló la peligrosa interconectividad de los mercados financieros y el deficiente control que está siendo llevado adelante, dirán este jueves los reguladores estadounidenses en su testimonio ante el Congreso.

El colapso Bear Stearns sucedió en sólo unos días y pese a que la firma tenía capital más que suficiente para cumplir con las evaluaciones de solidez existentes, indicarán los reguladores ante un comité del Senado, según un anticipo del texto.

"Hasta su acuerdo para la venta a JP Morgan Chase, Bear Stearns contaba con un colchón de capital muy por encima por lo que exigen los estándares de Basilea", escribió Christopher Cox, presidente de la Comisión de Valores, para comentar en el Congreso.

El marco de capital de Basilea establece estándares de reservas para los mayores bancos del mundo y Cox ha dicho que esos patrones necesitan ser ajustados.

A pesar de esas fuertes reservas de capital, los reguladores dijeron que trabajaron juntos para facilitar la venta de Bear Stearns a JP Morgan Chase para evitar una debacle en el mercado financiero.

"No estábamos concentrados específicamente en esta institución, sino en la preocupación estratégica por las implicaciones de una quiebra", sostuvo Robert Steel, sub-secretario de Finanzas Domésticas del Tesoro, en el texto que planea pronunciar ante el Senado.

"El fracaso de una firma que estaba conectada a tantas aristas de nuestro mercado habría tenido consecuencias financieras que trascenderían a Wall Street".

Cox dijo que su agencia nunca había contemplado una situación en la que no sería capaz de obtener préstamos con fuertes garantías, que es lo que enfrentó Bear Stearns.

Ningún modelo de la Comisión considera "la posibilidad que habría disponible una financiación asegurada, incluso con el respaldo de garantías de alta calidad del Tesoro de Estados Unidos y de títulos de agencias", afirmó Cox en su discurso preparado.

Ahora ve
No te pierdas