La BMV reprueba medida de Chávez

El líder de la Bolsa mexicana calificó la medida contra Cemex como una práctica fuera de contex Guillermo Prieto destacó que la firma representa el 50% del mercado cementero de esa nación.
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

El presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Guillermo Prieto Treviño, manifestó su desacuerdo con la intención del gobierno de Venezuela de nacionalizar la industria cementera en ese país y su consecuente impacto en la empresa mexicana Cemex.

Calificó esta acción como "una práctica de mercado totalmente fuera de contexto y de lo que tiene que ser la motivación del sector privado de invertir en un país".  

Destacó la importancia de Cemex para Venezuela, porque representa alrededor de 50% del mercado cementero en esa nación, aunque afirmó que para el tamaño de la empresa mexicana a nivel internacional, su participación es baja, de entre 3.0 y 4.0%.  

"Ahorita la acción de Cemex va alrededor de 2.4% abajo, entonces no tiene un efecto muy significativo en ese sentido. Obviamente dentro de la empresa y el mensaje que esto significa para Cemex y para otros inversionistas es muy desafortunado", expresó.

Entrevistado en el marco del 80 Aniversario-Convención Bancaria, indicó que habrá que observar los efectos de dichas acciones, pues hasta el momento no hay una notificación oficial de la decisión del gobierno de Venezuela, por lo cual todavía no hay un reflejo en el mercado.  

Por su parte, el presidente del Consejo de Administración de BBVA Bancomer, Héctor Rangel Domene, calificó el anuncio del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, como "un acto extremo" e injustificado.  

Estas medidas complicarían las relaciones entre México y Venezuela, sobre todo si la liquidación de Cemex no se hace correctamente, además de que es una "mala señal" para los inversionistas extranjeros que pretendan participar en ese país.

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció el jueves la estatización de la industria cementera en su país a un plazo corto, una decisión que afectará en gran parte a la unidad local de la firma mexicana.

"Nacionalícese y a partir de este instante, tómense todas las medidas jurídicas (...) para nacionalizar en el corto plazo toda la industria cementera nacional", anunció el mandatario en una transmisión de televisión.

En su discurso, Chávez ordenó a su vicepresidente notificar la noticia a todas las empresas del sector, sin embargo, hasta la media tarde del viernes Cemex aún no había recibido algún aviso por parte del gobierno de Venezuela.

Funcionarios reprueban decisión de Chávez

El secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, reprobó el viernes la nacionalización de los activos de Cemex en Venezuela y dijo que no se respetaron los derechos de los mexicanos.

"Ciertamente opino que es una acción inadecuada, una acción donde no se está respetando la propiedad y los derechos de mexicanos, entonces definitivamente no hay más que reprobar esa acción", dijo Carstens en el marco de la convención bancaria celebrada en el balneario de Acapulco.

La estatización de la industria cementera es la medida más reciente del Gobierno de Chávez, después de nacionalizar multimillonarios proyectos petroleros, firmas eléctricas y la mayor compañía de telefonía del país.

El Gobierno de Venezuela dijo que tomó la medida para combatir "la cartelización de precios" y garantizar el suministro.

Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, exigió el viernes explicaciones a Venezuela y dijo que todavía no recibía la notificación oficial sobre la medida.

La unidad de Cemex en Venezuela aporta alrededor de un 3% de las ventas totales de la gigante cementera mexicana. La filial había sido acusada de delitos ambientales y Chávez ya había amenazado con nacionalizarla previamente.

La cancillería mexicana dijo el jueves por la noche en un comunicado que inició contactos con el Gobierno de Venezuela para conocer el alcance del anuncio.

Las acciones de Cemex cayeron el viernes un 3.87% en la Bolsa mexicana, a 27.83 pesos y sus ADR en Nueva York también retrocedieron un 4.22%, a 26.32 dólares por título.

Ahora ve
No te pierdas