México expresa preocupación a Venezuela

La Secretaría de Relaciones Exteriores manifestó su inquietud por la afectación a Cemex; el embajador venezolano dijo que la privatización afectará a toda la industria cementera.
Cemex opera en Venezuela tres plantas y emplea a unas 3,000
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El gobierno mexicano manifestó a Venezuela su preocupación por la nacionalización de la industria cementera en aquel país y la afectación que sufrirá la empresa mexicana Cemex.

Este viernes el embajador de Venezuela en México, Roy Chaderton Matos, acudió a una reunión con el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Cancillería, Gerónimo Gutiérrez.

“El Subsecretario solicitó al embajador transmitir la preocupación del gobierno mexicano por la información conocida hasta este momento respecto a la decisión del gobierno de Venezuela de proceder con la nacionalización de la industria cementera”, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores en un comunicado.

La Cancillería dijo que la nacionalización pudiera afectar los intereses de Cemex en Venezuela.

“El subsecretario reiteró el deber del gobierno mexicano de velar por los intereses legítimos de las empresas mexicanas en el exterior” agregó el comunicado.

El embajador Chaderton, según el informe de la Cancillería, explicó que el gobierno de Venezuela considera estratégico el sector cementero para los objetivos de desarrollo que persigue su gobierno.

Chaderton señaló que el gobierno de Hugo Chávez iniciará un proceso de nacionalización, apegado al marco constitucional de Venezuela y mediando negociaciones con las empresas involucradas.

El embajador apuntó que se trata de una política dirigida a todo el sector de la industria cementera y no a una empresa o país en particular.

El comunicado de la SRE agregó que los representantes de Venezuela y México darán seguimiento al asunto de la nacionalización de activos de Cemex.

Cemex, que opera tres plantas en Venezuela, informó este mediodía que aún no ha sido notificada oficialmente de las intenciones del gobierno chavista.

En su reporte anual a la Bolsa de 2006, Cemex ya había advertido a sus inversionistas de los riesgos de una nacionalización, y había previsto que en caso de que ello ocurriera, era factible que el gobierno venezolano no pagará a precios de mercado el valor de los activos nacionalizados.

Ahora ve
No te pierdas