Menos ganancias para empresas de EU

Analistas previeron que las utilidades de las firmas del Standard & Poor's 500 bajarán 11%; la crisis subprime ha nublado las expectativas de los corporativos de Wall Street.
NUEVA YORK/BERLÍN (CNN) -

Los analistas de Wall Street han recortado aún más sus metas de ganancias del primer trimestre para las compañías estadounidenses.

Ahora pronostican que las utilidades de las firmas que integran el índice Standard & Poor's 500 disminuirán 11.8%, frente a una estimación de la semana pasada de un 8.1.

El 1 de enero, los analistas habían pronosticado que las ganancias crecerían un 4.7% en el trimestre.

La revisión del pronóstico llega en medio de una crisis crediticia global que ha afectado el panorama de los resultados de muchas compañías estadounidenses, sobre todo las financieras, cuyos beneficios caerían un 61%.

La segunda peor caída por sector afectaría a las empresas ligadas al consumo, cuyas ganancias se reducirían un 11%, debido a que los consumidores estadounidenses enfrentan mayores precios por los alimentos y la energía, mientras bajan los precios de sus viviendas.

El mejor desempeño debiera ocurrir en los segmentos de la energía y la tecnología, con alzas de utilidades de 33 y 10% respectivamente, según Reuters Estimates.

La tasa de proyección general combina cifras reales de compañías que ya han indicado sus metas, con estimaciones de empresas que no lo han hecho.

El clima turbulento ha hecho que muchas compañías emitan previsiones negativas para el próximo trimestre. Hay 242 pronósticos negativos y 169 positivos, según Reuters Estimates.

Bancos en problemas

Los bancos enfrentan un año muy complicado el 2008, debido a que las condiciones del mercado de capitales se mantienen extremadamente tensas, dijo el presidente de la asociación de bancos alemanes (BdB), Klaus-Peter Mueller.

Mueller comentó que los riesgos de una desaceleración en el crecimiento económico de Alemania y en toda Europa se han incrementado por la debilidad del dólar estadounidense, pero que el impacto de la crisis del crédito sobre el crecimiento sería limitado.

"La situación aún debe ser caracterizada como extremadamente tensa y vamos a tener que lidiar con la crisis por un tiempo más", aseguró Mueller, que también es el presidente ejecutivo saliente de Commerzbank, según el texto de un discurso preparado.

"Además, el 2008 no sólo será difícil sino un año muy desafiante para los bancos", agregó, al hablar en una reunión de delegados de BdB.

Los bancos comerciales alemanes se opusieron a las medidas del Gobierno para resolver la crisis. Dicho tipo de medidas podrían ser justificadas solamente si existiera una amenaza de una espiral descendente de riesgos sistémicos, dijo Mueller.

Ahora ve
No te pierdas