Cemex libraría privatización de Chávez

Un informe del gobierno venezolano afirma que sólo se nacionalizarían las cementeras privatizad Cemex no compró sus activos de manos del Estado, sino que lo adquirió a una familia en 1994.
Cemex mantiene su programa de emisión de deuda de corto plaz

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció el domingo que sólo planea nacionalizar empresas cementeras que anteriormente pertenecían al Estado y fueron privatizadas, según un informe de la agencia estatal de noticias.

La declaración de Chávez aparentemente eximiría de la nacionalización a las operaciones venezolanas de Cemex, que la mexicana compró a una familia venezolana en 1994. Cemex es el mayor productor de cemento en Venezuela.

Chávez señaló el domingo durante una entrevista telefónica con la red de televisión estatal que sólo nacionalizarán lo que se privatizó, “las grandes empresas cementeras que se entregaron casi gratis, las plantas que eran propiedad del Estado”.

Pese a que el gobernante no precisó qué empresas entrarían en la medida, ha hecho alusión a la unidad en el país de Cemex, resaltando el deterioro ambiental provocado por una de sus instalaciones en el oriente del país.

Este lunes, Cemex declinó hacer comentarios respecto a las declaraciones del presidente Chávez, hasta que haya información más precisa.

El jueves de la semana pasada, Chávez anunció que su Gobierno tomaría el control de la industria cementera.

Incertidumbre

El Ministerio de Industrias Básicas y Minería no pudo aclarar el lunes la lista de las empresas que serían realmente afectadas por la estatización. Además de Cemex, en la nación funcionan filiales de la francesa Lafarge y de la suiza Holcim.

La unidad local de la mexicana Cemex tiene una capacidad de producción anual de 4.6 millones de toneladas métricas de cemento.

Cemex Venezuela cuenta con tres plantas de cemento, ubicadas en el oriental estado de Anzoátegui y en los occidentales estados de Lara y Zulia, así como una molienda de clinker en el estado de Bolívar, en el sur de la nación petrolera.

Además de producir concreto, la firma es el único productor de yeso en Venezuela.

El grupo suizo Holcim posee en Venezuela una unidad con una capacidad instalada de 2.2 millones de toneladas de cemento al año, mientras que Lafarge cuenta con dos plantas de cemento en el país con una capacidad de producción total de 1.5 millones de toneladas al año.

Acusación

El Gobierno venezolano lanzó el año pasado un amplio programa de nacionalizaciones que incluyó a empresas petroleras, eléctricas y de telecomunicaciones.

Chávez había acusado a las grandes cementeras de favorecer la exportación y de cartelizar los precios.

Cemex -la tercera mayor cementera del mundo- había sorteado algunos señalamientos gubernamentales aumentando su distribución al mercado local e impulsando planes para fomentar la construcción de viviendas populares en todo el país.

El Gobierno mexicano rechazó el anunciado plan y afirmó que no se respetaron los derechos de los mexicanos, mientras que Cemex exigió explicaciones a Caracas y dijo no haber recibido una notificación oficial.

Ahora ve
No te pierdas