Pemex proyecta 3 nuevas refinerías

Dos de los nuevos complejos podrían ser construidos por empresas privadas y otro por la paraest los proyectos podrían concluirse en un plazo de 5 años y disminuirían la importación de gasolin
Las nuevas refinerías contarían con la participación de capi
Adolfo Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si la reforma energética es aprobada por el Congreso y se permite la contratación de empresas privadas para construir refinerías, es posible que haya demanda para construir dos plantas más, dijo este miércoles el director de Pemex, Jesús Reyes Heroles.

Adicionalmente, el director de la paraestatal informó que Pemex está estudiando un proyecto para construir una nueva refinería por su propia cuenta.

Calculó que la construcción de una nueva refinería tiene un costo de entre 20 y 25 millones de dólares por cada barril de petróleo que sea capaz de refinar al año.

En el caso del proyecto que ya está analizando construir el gobierno, cuya capacidad sería de 300,000 barriles, el costo oscilaría entre 6,000 y 7,500 millones de dólares.

Reyes Heroles estimó que si se aprueba la reforma que permite a terceros refinar el petróleo de Pemex a cambio de un pago en efectivo, es posible que haya demanda para construir dos plantas más.

Así, estas tres nuevas refinerías permitirían que en 2015 sólo 20% de las gasolinas que se consumen en México sean importadas. Actualmente el país importa 40% de las gasolinas que consume, y si la reforma no fuera aprobada, esa dependencia subiría a cerca de 50% del total de las gasolinas que utiliza México, dijo el funcionario.

El paquete de cambios legislativos que el poder Ejecutivo envió el martes al Senado contempla la opción de que Pemex subcontrate a empresas privadas para hacer la labor de refinación.

La ventaja de que un privado construya en México una refinería, dijo Reyes Heroles, no es el costo de construirla, sino el tiempo en que puede quedar lista, pues el privado no tiene que licitar ni cumplir con procesos burocráticos que sí tendría que hacer Pemex.

“Los privados tienen la flexibilidad que Pemex no tiene para construirlas”, dijo el funcionario al participar en un seminario sobre hidrocarburos.

Reyes Heroles calculó que el plazo en el cual podría estar operando una refinería construida por un privado no sería menor a cinco años: un año en que se hacen los estudios de ingeniería y cuatro que tardarían en construirla.

Entre los cambios a la ley propuestos destaca también la posibilidad de hacer contratos más flexibles con los contratistas, algo que a juicio del funcionario, podría evitar los retrasos en las obras de reconfiguración de las refinerías que ya existen en el país.

“Se usarían en proyectos complejos que tienen mucha incertidumbre, como una reconfiguración”, dijo.

Si se aprueban los cambios Pemex podría firmar contratos con esquemas de remuneración fija o variable, para trabajos determinados o determinables (es decir, que se podrían agregar obras al proyecto original), y obras que se pueden determinar antes o durante el proyecto. Este cambio también podría usarse en labores de exploración, en donde la petrolera podría signar acuerdos en donde se comprometa a pagarle al contratista que explore algún pozo sólo en caso de que haya petróleo, una práctica común en la industria, pero que es algo que hoy no puede hacerse en México con la regulación vigente.

Ahora ve
No te pierdas