Bursatilizar, una opción para Pemex

Analistas creen que colocar parte capital de la paraestatal en Bolsa sigue siendo una alternati la reforma propuesta por Calderón sólo contempla emisión de bonos pero no colocaciones en Bolsa
La producción de Cantarell, el mayor yacimiento, cayó 8.5%.  (Foto: )
Roberto Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (Excélsior) -

Sí, incluye varios puntos positivos, pero la propuesta del Ejecutivo federal para llevar a cabo reformas en Petróleos Mexicanos (Pemex) no termina de convencer a los especialistas internacionales.

En opinión de George Baker, director de Energia.com, una firma consultora con sede en Houston, más que proponer la emisión de bonos ciudadanos, debería considerarse la posibilidad de bursatilizar una porción minoritaria de la paraestatal.

“Sé que al PRD no le gusta el concepto de los bonos ciudadanos, pero yo iría más allá”, señaló el especialista, “incluso con la idea de bursatilizar el 20 por ciento de Pemex, y no cualquier cosa que dé una impresión de simulación”.

Baker señaló que un esquema similar se aplicó en Noruega, con su petrolera Statoil, lo que ha permitido una mayor transparencia y rendición de cuentas hacia los accionistas minoritarios.

“La suma de este tipo de inversionistas no tiene ninguna influencia en la gestión de la empresa”, detalló, “pero la idea es que los accionistas minoritarios son los que más reclaman, lo que ayuda para que una empresa se conduzca bien”.

Un punto atinado en la propuesta presentada este martes por el presidente Felipe Calderón es el hecho de separar las adquisiciones del sector petrolero de la Ley de Obra Pública, afirmó Baker.

“Hay que dar flexibilidad a Pemex para que pueda contratar con proveedores de calidad, con un contenido nacional, con garantía y servicio”, dijo, “a lo mejor le va a costar más en el contrato original, pero va a ahorrar una tonelada de dinero en el transcurso del proyecto”.

Sin embargo, lo anterior no garantiza que a través de la iniciativa se logre captar la atención de las grandes petroleras internacionales, sino más bien a las empresas proveedoras de maquinaria y servicios.

“Mi pregunta es si la suma de estas medidas va a resultar en una mayor capacidad para ir a aguas profundas”, recalcó el especialista.

Pero uno de los aspectos que parecen ir en una dirección correcta es el hecho de que se va a fortalecer al Estado, a través de la Secretaría de Energía (Sener), como rector y conductor de la industria petrolera nacional.

“Aunque no se habla de ello abiertamente, todo mundo sabe que el Estado mexicano es muy débil frente a Pemex y a los intereses económicos que son  beneficiarios del sistema actual, y ante el sindicato petrolero”, subrayó.

“Por eso es importante ese fortalecimiento, así como la creación de la Comisión del Petróleo”.

Asimismo, es indispensable que se cuente con una formación de carrera para quienes podrían ocupar los cargos de reguladores, agregó, de manera en que no sean operadores políticos del Presidente en turno y exista una continuidad en su gestión.

En tanto, Mary Anastasia O’Grady, columnista del Wall Street Journal, opinó que sin flujos renovados de inversión, México puede despedirse de su estatus de productor petrolero de clase mundial, y a los ingresos económicos que acompañan a esa condición.

“Irónicamente, si el PRI bloquea la reforma, estará preservando las mismas prácticas que ahora le parecen repulsivas”, dijo la analista.

Sin embargo, Iris Bonilla, especialista en materia jurídica del sector energético en la firma de abogados Santamarina y Steta explicó que se trata de una iniciativa sólida para el sector petrolero.

“No hay privatización”, señaló, “la modificación a la Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional lo que está intentando es abrir el mercado a una inversión privada, pero no se vulnera la soberanía del Estado ni se compromete la propiedad del petróleo”.

 

 

Ahora ve
No te pierdas