Shell y Chevron ponen sus ojos en México

La iniciativa de reforma a Pemex abre un abanico de oportunidades para las petroleras; la propuesta no es lo que se esperaba la industria química, pero ve beneficios para su negocio.
Shell opera en México negocios de gas natural y de lubricant  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La petrolera holandesa Shell manifestó su interés por apoyar a Pemex en su desarrollo, aunque advirtió que aún es prematuro hacer planes ente el reciente inicio del proceso legislativo para discutir la reforma energética.

La compañía, socia de Pemex en Estados Unidos, está estudiando la iniciativa del Ejecutivo, pero resaltó que en otros países, como Brasil, Malasia y Noruega apoya a las empresas petroleras estatales.

“Nos gustaría también poder ayudar más a Pemex, siempre que Pemex nos pida esta ayuda”, dijo en entrevista Cornelis van der Bom, presidente de Shell México.

Esta firma es socia de Pemex desde 1993 en la planta de refinación Deer Park, ubicada en Texas, Estados Unidos, en la que procesa crudo pesado y que recientemente ganó una licitación para proveer turbosina al ejército norteamericano.

“Nosotros ya somos socios de Pemex, los socios hablan y en su día a día hablamos sobre las posibilidades que podría generar una nueva ley”, dijo Van der Bom.

El presidente Felipe Calderón propuso al Congreso dotar a Pemex de un régimen especial de contrataciones, adquisiciones y obras que le permita convenir con empresas privadas para maquilar petroquímicos y explorar y explotar crudo mientras que el Estado mantiene la propiedad del petróleo.

Las posibilidades de negocio llegaron a las puertas de Chevron Corp. que presentó propuestas para explotar reservas de petróleo y gas natural.

Chevron quiere convertir a México “en una gran parte de nuestra cartera”, junto con Brasil y los productores africanos tales como Nigeria y Angola, dijo Ali Moshiri, quien supervisa los yacimientos de petróleo y gas de la empresa estadounidense en África y América Latina.

Las limitaciones que hay en México probablemente no cambiarán hasta que Pemex reduzca su monopolio y presione a los políticos a cambiar la legislación, dijo Moshiri en una entrevista con la agencia de noticias Bloomberg.

Para Shell, México empieza a tomar medidas que de aprobarse por el Congreso enfrentaran la declinación de la producción petrolera.

“Tiene mucha lógica de buscar  la solución en un fortalecimiento de Pemex como lo esta haciendo la propuesta del presidente”, dijo Van der Bom.

La firma holandesa comparó el crecimiento de México con el de la India ya que el crecimiento de la población y de su ingreso aumenta la demanda de energía.

Decepción

Aunque la propuesta del Ejecutivo no es la que los empresarios de la industria química en México hubieran deseado, ya que insisten en la necesidad de modificar el Artículo 27 Constitucional, la consideran un paso adelante, siempre y cuando los servicios que contrate Pemex sean a precios de mercado.

La Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) coincide en que de aprobarse las reformas a Pemex se podrán reducir las importaciones de petroquímicos que alcanzaron un monto de 16,000 millones de dólares en 2007, lo que dejó un déficit en este rubro de 9,000 millones de dólares.

Además, los industriales celebraron que la Secretaría de Hacienda pueda salir del comité que fija los precios de los petroquímicos de primera mano, responsabilidad que sólo recaerá en la Comisión Reguladora de Energía.

“A Hacienda le importa un ‘bledo’ si bajan o suben los precios (a nivel internacional), sino más bien le importa cómo colecta más”, dijo José Luis Zepeda, presidente de la ANIQ.

El organismo empresarial espera que se respeten las condiciones para fijar los precios, ya que tan solo el costo del combustóleo sería 30% menor si Hacienda no modificara “arbitrariamente” la referencia del precio de Estados Unidos a la de Asia cuyos precios son más elevados.

Ahora ve
No te pierdas