FEMSA, sin problemas en Venezuela

La mayor embotelladora de América Latina confía en que se respeten sus derechos en ese país; el presidente de la firma, José Antonio Fernández, dijo no tener ningún problema con el gobiern
FEMSA cuida muy bien sus relaciones con el gobierno de Venez
Verónica Galán
CANCÚN (CNNExpansión) -

La mayor embotelladora de América Latina, FEMSA, confía que el gobierno venezolano respete sus derechos como ciudadanos que cumplen con las leyes de aquella nación y dan empleo a 8,000 personas, afirmó el presidente de la controladora de las tiendas de conveniencia, FEMSA, José Antonio Fernández.

“Lo único que podemos comentarte es que tratamos de ser un buen ciudadano en todos los países en donde estamos y en Venezuela en específico, estamos siguiendo todas las reglas institucionales que existen y pidiendo además que se nos respeten los derechos como cualquier ciudadano venezolano que paga sus impuestos”, aseguró el directivo.

En el marco del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) de América Latina, Fernández indicó que los recientes bloqueos, en febrero y a principios de abril, que han sufrido en sus plantas venezolanas se deben a problemas heredados con con un grupo de ex concesionarios y ex fleteros, que nunca fueron trabajadores.

Los antiguos empleados y contratistas habían protestado contra Coca Cola Femsa en todo el país para exigir beneficios laborales, pero la protesta fue levantada tras un acuerdo preliminar.

Fernández aseguró contar con el apoyo del gobierno venezolano para dar solución a estos conflictos.

“El gobierno mismo nos ha apoyado y nos dice no procede, no les hagas caso”, dijo el directivo.

Agregó que la empresa embotelladora no ha tenido ningún problema con el gobierno venezolano.

FEMSA es una de las varias empresas mexicanas con inversiones en Venezuela, que recientemente anunció su intención de quedarse con el 60% de la tercera cementera del mundo, la mexicana Cemex.

Diversos especialistas consideran que la cementera buscaría negociar su salida total de Venezuela en medio de la estatización del sector, y usar la compensación por sus activos para reducir su deuda, la que se disparó con su última adquisición, dijeron analistas.

Ahora ve
No te pierdas