Juegos de azar requieren certificación

En México existen 400,000 máquinas sin regulación por parte de las autoridades; se calcula que este mercado puede alcanzar los 10,000 millones de dólares en una década.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las autoridades federales no han dado los pasos necesarios para el ordenamiento del sector de juegos de azar, el cual detonó en la instalación de más de 400,000 equipos electrónicos en México a partir de las concesiones otorgadas en la pasada administración, afirmó el presidente de Normalización y Certificación Electrónica (Nyce), Claudio Bortoluz Orlando.  

Bortoluz explicó que la empresa que preside ha ofrecido a las autoridades correspondientes contribuir en el ordenamiento de las máquinas electrónicas que emulan juegos de azar, a fin de garantizar a los usuarios que esos equipos funcionen de manera adecuada.   

"Es un mercado arriba de 1,000 millones de dólares, es un mercado que puede subir a 10,000 millones de dólares en una década. Es un número muy difícil de precisar, porque 60% de quienes dan ese servicio se ampararon contra la Ley de Juegos y Sorteos", dijo

Recordó que quienes se ampararon argumentaron que las máquinas de juego no son de azar, sino de habilidad y destreza, como si apretar un botón fuera una habilidad, y como un juez dio el amparo "dicen que ya no entran en la Ley de Juegos y Sorteos".   

Nyce pretende que se elaboren los estándares para que puedan ser evaluados y la industria florezca, "porque son 400,000 equipos que vienen de Argentina, Australia, Japón, Estados Unidos, China y España, y no sabemos qué estándares cumplen; se trata de una actividad que requiere normas".   

Bortoluz Orlando recordó que la regulación corresponde a la Secretaría de Gobernación y a Nyce "porque somos los estandarizadores de software, por definición de la Secretaría de Economía y del Sistema de la Evaluación de la Conformidad".   

En 2006, Nyce empezó a elaborar los estándares para contar con una herramienta de evaluación de la conformidad y creó un subcomité de normalización nacional de tecnologías de la información, para lo cual invitó a operadores, gobierno, industria, academia y consumidores.  

De la misma manera, emitió la primera norma mexicana sobre sistemas de terminales electrónicas de sorteo de números y apuestas, así como para sistemas electrónicos de bingo y de tarjetas con números preimpresos.

Ahora ve
No te pierdas