La reforma es "medio" corporativa: PWC

Pemex debería incorporar más consejeros verdaderamente independientes en sus órganos de gobiern el lapso de 8 años de permanencia en los consejos es demasiado largo, según PricewaterhouseCoop
México busca contrarrestar la caída del bombeo de crudo. (Ar
José Adolfo Ortega
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La reforma a Pemex que el presidente Felipe Calderón propuso la semana pasada al Congreso incorpora medidas de gobierno corporativo, pero algunas de las iniciativas más relevantes no se ajustan a los estándares de esta materia, dice el socio especializado en estas prácticas de PricewaterhouseCoopers (PWC), Héctor Macías.

El gobierno propone sumar cuatro consejeros más llamados “consejeros profesionales” al Consejo de Administración de la paraestatal. Este consejo se conforma actualmente por seis funcionarios del gobierno y cinco trabajadores del sindicato. Si se aprueban los cambios, el nuevo consejo tendrá 15 integrantes.

Las reglas del gobierno corporativo a escala mundial indican que al menos 25% de los consejeros sean independientes, y si tomáramos como independientes a los cuatro nuevos integrantes, éstos representarían 26% del grupo.

Sin embargo, el gobierno propone que dos de estos cuatro integrantes trabajen “de tiempo completo” como consejeros y que incluso reciban un salario por parte de la paraestatal. Esta estructura pondría en entredicho la independencia de estos consejeros.

“Terminarían siendo empleados del gobierno o del propio Pemex”, dice Macías.

Los otros dos serían consejeros “de tiempo parcial” y podrían mantener sus otras actividades. Esto los dejaría como los únicos que verdaderamente son independientes. “Los cuatro consejeros deberían de ser verdaderamente independientes”, dice el especialista de PWC.

Otra de las propuestas en esta materia, consignada en la iniciativa de Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos, es que los consejeros profesionales permanezcan en sus puestos por ochos años con la posibilidad de repetir un periodo más.

“Es un periodo muy largo”, dice Macías. La práctica internacional varía entre dos y cuatro años, con la opción de reelegirse una vez.

Si se aprueba la iniciativa tal y como está, también se obligaría a Pemex a formar tres comités: Transparencia y Auditoria, Estrategia e Inversiones, y el Comité de Remuneraciones.

El primero de ellos estaría conformado por tres personas, dos de las cuales deberían ser los consejeros de “tiempo parcial”, y el tercer integrante, uno de los consejeros de “tiempo completo”. “Tomando en cuenta que es un cambio en Pemex, así está bien, pero la práctica internacional dice que todos los miembros de este comité (el de auditoría) deben ser independientes”, opina Macías.

La propuesta de ley no dice quién debe integrar los otros dos comités, pero ordena que sean presididos por alguno de los consejeros independientes. Entre las prácticas de gobierno corporativo que según Macías sí cumplen con estándares internacionales destaca la propuesta de que el comité de remuneraciones apruebe el salario del director general y el de sus subordinados, hasta tres niveles abajo.

Macías también reconoce como una buena práctica la propuesta de que el Consejo de Administración sesione cada dos meses, al menos durante los primeros meses de haber sido conformado. Más adelante, dice, podría ser cada tres meses.

Ahora ve
No te pierdas