Marcolini 'eleva' al cacao mexicano

El chocolatero suizo renovó su contrato por 5 años con la productora mexicana Clara Echeverría; la firma de chocolates finos firmó una alianza para expandir sus productos en Europa y Asia.
La chocolatería fina y gourmet representa, actualmente, 25%
Marco Appel
Bélgica -

Quien haya pisado alguna de las más selectas joyerías europeas bien podría confundirse al ingresar en las chocolaterías de Pierre Marcolini. Los largos cortinajes, la iluminación y hasta los uniformes del personal dan idea del lujo que el fabricante gourmet belga da a sus creaciones, de entre las cuales, la más cara y apreciada es elaborada con cacao mexicano, proveniente de una pequeña finca en Tabasco.

A principios de año, Nestlé pidió a Marcolini que establecieran una alianza. Con el acuerdo, la multinacional suiza entra al consejo de la empresa de Marcolini, sin derecho a voto, pero con acceso a su know how, con lo que Nestlé hará más competitivos sus productos finos de cacao, nicho en el que creció 5% en 2007.

Marcolini, que factura 7.3 mdd al año, sólo en Bélgica, ve con crudo pragmatismo a su ‘socio’ Nestlé, que en 2007 facturó 98,219 mdd y espera crecer de 5 a 6% en 2008. “Nos dará apoyo con sus contactos”, asegura.

Marcolini apuesta por plazas de gran poder adquisitivo, como París, Kuwait, Nueva York, Londres, Tokio, Moscú o Luxemburgo. En la capital nipona invirtió 700,000 dólares para su tienda y espera ventas en los próximos años por 20 mdd al año, el doble que hoy. “Por ahora, no pensamos en abrir en México ni en América Latina”.

Lo que sí hizo fue renovar un contrato por cinco años con la mexicana Clara Echeverría, quien desde 2002 lo surte del más fino cacao tipo ‘Porcelana’ que produce en su finca La Joya, de Tabasco, con el que hace el chocolate Carre Edición limitada.

En marzo, Nestlé anunció la apertura para 2009 de su Centro de Excelencia del Chocolate, en Broc, Suiza, para investigar y desarrollar sólo productos premium bajo la supervisión de Marcolini. La producción de chocolatería gourmet representa 25% del mercado global de dulces, y ha dinamizado esa industria. En diciembre, el grupo británico Zetar adquirió la irlandesa Lir Chocolates, y la firma turca Yildiz, la chocolatería Godiva.

En noviembre, Nestlé compró la gigante rusa Ruzskaya Confectionery.

Ahora ve
No te pierdas