Puma pierde garra

La fabricante de ropa deportiva reportó utilidades de 90.1 mde, menores a las esperadas; sus ventas en EU descendieron 14.2%, afectadas por la desaceleración de la economía.
Puma dijo que aún pronostica que sus ventas crecerán este añ

La alemana Puma AG, la tercer mayor fabricante de ropa deportiva, reportó utilidades del primer trimestre menores a lo esperado por los analistas, afectadas por costos de marketing y un débil desempeño en Estados Unidos.

Puma dijo que aún pronostica que las ventas crecerán este año en un porcentaje de un sólo dígito, sobre una base ajustada, pero advirtió que las inversiones de marca podrían afectar sus márgenes operacionales.

"En un mercado volátil es difícil detallar el impacto final sobre la rentabilidad", indicó Puma.

El presidente ejecutivo Jochen Zeitz declinó de brindar un pronóstico de ganancias, debido a las difíciles condiciones del mercado.

Puma había estimado un aumento en las ganancias antes de intereses e impuestos (EBIT, por su sigla en inlgés) y que el margen de utilidades EBIT caería por debajo del nivel del 2007.

"Esta es la primera alerta sobre ganancias en el mercado", señaló Uwe Weinreich, analista de UniCredit, haciéndose eco de la decepción de otros analistas.

Christoph Dolleschal, analista de Commerzbank, afirmó que mientras que "la magnitud del incremento del gasto es sorprendente", se estimaba que Puma bajaría sus metas.

Puma dijo que las ventas en Estados Unidos descendieron 14.2% en el primer trimestre debido a un débil desempeño en los negocios en centros comerciales de Estados Unidos, en medio de una retracción del gasto de consumo y una desaceleración de la economía.

"A propósito, no queremos elevar las ventas en estas condiciones del mercado", dijo el presidente ejecutivo Zeitz, y añadió que no veía una mejoría en el negocio estadounidense.

Las utilidades netas de Puma del primer trimestre cayeron a 90.1 millones de euros (139.6 millones de dólares), frente a unos 96.6 millones de euros en el mismo período del año anterior.

Los analistas, en promedio, anticipaban 97 millones de euros, según un sondeo de Reuters.

Las ventas netas crecieron un 6.6 por ciento, a 673.3 millones de euros, levemente menos que lo previsto.

Puma invirtió 120 millones de euros en marketing durante el ciclo, unos 20 millones de euros más que en el primer trimestre del 2007.

"Las inversiones en marca podrían afectar al margen EBIT del 2008", advirtió Zeitz.

Ahora ve
No te pierdas