Slim abre competencia en Panamá

El país entra en una nueva etapa en el desarrollo de las telecomunicaciones con la llegada de C Carlos Slim paga a Panamá 86 mdd por la concesión de telefonía móvil por 20 años a través de Cl
A través de Claro buscará un espacio en el mercado de telefo
PANAMÁ (Notimex) -

Panamá entrará en una nueva etapa en el desarrollo de las telecomunicaciones cuando a fines de este año o inicios del próximo empiecen a operar dos nuevas compañías de telefonía, la mexicana Claro y la irlandesa Digicel. 

A partir de la firma del contrato entre el Estado y las dos nuevas empresas -ganadoras esta semana de una licitación de dos nuevas concesiones-, Claro y Digicel tendrán cuatro meses para iniciar operaciones. 

El director de Telecomunicaciones de la Autoridad de los Servicios Públicos (Asep) de Panamá, Manuel Troitiño, dijo que el contrato establecerá una inversión mínima, lo cual incluye cuatro radio-bases interconectadas "y a partir de ahí toda la república".

Claro -subsidiaria de América Móvil del empresario mexicano Carlos Slim- y Digicel -de capital irlandés aunque con mayor presencia en el Caribe y Latinoamérica-, ofrecieron cada una 86 millones de dólares por la concesión de telefonía móvil durante 20 años.

La Asep fijó en 57.5 millones de dólares el precio mínimo y Claro ofreció primero 73.1 millones de dólares, monto superado por Digicel -vencedora inicial con 86 millones-, por lo que la empresa mexicana tuvo que igualar el monto para quedarse con la otra banda.

"El precio está por encima del mínimo y refleja nuestra visión del mercado", indicó el administrador de la Asep, Víctor Urrutia.

Tras la subasta, se espera que en los próximos días el Consejo de Gabinete encabezado por el presidente Martín Torrijos, analice el informe final de la Asep y adjudique las dos bandas a las empresas, explicó Urrutia.

Ambas se incorporarán a un mercado que por 10 años fue exclusivo de la británica Cable And Wireless -que domina la telefonía fija- y la española Movistar de Telefónica (antes la estadunidense Bellsouth).

Más de dos millones de usuarios serán beneficiados en precio y calidad de servicios en telefonía celular al completarse el proceso de licitación pública convocada por Torrijos, y ejecutado por la Asep.

En Panamá existen 2,391,000 clientes de telefonía celular, repartidos entre las dos compañías, en un país que cuenta con 3.1 millones de habitantes, un crecimiento vertiginoso comparado con los 410,000 usuarios de hace ocho años y los 86,000 de 1998.

Las autoridades esperan que el ingreso de las nuevas compañías redunde en mejores precios en aparatos, reducción de tarifas, cobro de llamadas en segundos, mayor cobertura, nuevas tecnologías y portabilidad numérica.

Hasta el momento se desconocen los montos en inversión de Claro y Digicel, aunque el gerente para Centroamérica de esta última, Luis La Rocca, como referencia dijo que en El Salvador colocaron capital por 190 millones de dólares.

Las dos compañías actuales -que durante varios periodos han sostenido guerras de precios para atraer clientes- dieron la bienvenida a sus próximos rivales bajo el argumento de que ello generará mejores ofertas para los usuarios de la telefonía.

 

Ahora ve
No te pierdas