Presidente de Mizuho 'avergonzado'

El banco japonés reportó su primera caída trimestral en 5 años afectado por un cargo de 2,900 m su presidente Teranobu Maeda, dijo que ‘no hay mérito en ser el mejor de Japón en algo como est
TOKIO (CNN) -

Mizuho Financial Group, el segundo mayor banco de Japón, reportó su primera pérdida trimestral en cinco años, golpeado por un cargo de 2,900 millones de dólares por inversiones de alto riesgo en su correduría, pero aseguró que se recuperará.

La firma dijo que las inversiones ligadas a hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos le costaron 300,000 millones de yenes (2,900 millones de dólares) en el trimestre comprendido entre enero y marzo, y 645,000 millones de yenes en todo el año que terminó en marzo del 2008.

El mes pasado el banco estimó el daño en 565,000 millones de yenes.

El banco también anunció que comprará 150,000 millones de yenes de sus propias acciones para respaldar su precio, que cayó un 30% durante el año pasado.

"Estoy avergonzado", dijo Teranobu Maeda, presidente de Mizuho,.

"No hay mérito alguno en ser el mejor de Japón en algo como esto", sostuvo.

Maeda también dijo que estimaba que el impacto ligado a inversiones de alto riesgo seguirá durante el año fiscal a marzo del 2009.

La mayor parte del daño se debió a malas apuestas en la oficina de Londres de su correduría que no cotiza en bolsa, Mizuho Securities, donde el banco empleó a un equipo de intermediación que solía trabajar para su rival francés Calyon.

"Es una pérdida de clase mundial", dijo esta semana a Reuters el analista David Threadgold de Fox, Pitt-Kelton, en referencia a una estimación preliminar del banco, de pérdidas por 565,000 millones de yenes.

"No está en el podio de los enredados por apuestas de alto riesgo, pero sin duda llegó a las finales", añadió.

Mizuho, como otros bancos japoneses, también ha sido presionado por la debilidad económica y la deceleración del crecimiento de préstamos en su mercado doméstico.

El banco registró una pérdida neta de 81,800 millones de yenes en el cuarto trimestre fiscal, comprendido entre enero y marzo, frente a una utilidad neta de 41,000 millones de yenes en el mismo período del año previo.

Analistas estimaron, en promedio, una pérdida neta de 82,100 millones de yenes.

En el año fiscal que cerró en marzo del 2008, las ganancias netas del grupo alcanzaron a los 311,220 millones de yenes.

Inicialmente, Mizuho había pronosticado una utilidad récord de 750,000 millones de yenes para todo el año, pero recortó tres veces las previsiones, por las crecientes pérdidas por inversiones de alto riesgo.

Ahora ve
No te pierdas