Siemens enfrenta juicio por corrupción

Un tribunal inició el proceso para determinar la posible participación de directivos de la firm Siemens enfrenta acusaciones por la presunta creación de un fondo para pagar sobornos.
MUNICH (CNN) -

El primer juicio criminal en contra uno de los principales sospechosos en un escándalo de corrupción y sobornos en el grupo alemán Siemens comenzó este lunes en Munich, y el fiscal advirtió que debería ser una señal a las corporaciones de que no se tolerará este tipo de acciones.

En un caso que podría revelar el tamaño de una supuesta red de sobornos en Siemens que ya se estima en 1,000 millones de euros (1,600 millones de dólares), Reinhardt Siekaczek está acusado de construir un sistema de fondos y una red de empresas falsas para facilitar la transferencia del dinero.

El escándalo, que dio origen a una de las investigaciones sobre sobornos más grandes de la historia corporativa alemana y provocó la salida del presidente de la empresa, Heinrich von Pierer, así como del presidente ejecutivo, ha empañado la imagen de este icono de la industria alemana.

Tras un año y medio de investigaciones a supuestos sobornos que en un principio se pensó que sumaban 20 millones de euros, el fiscal público Anton Winkler dijo que el juicio debería enviar un claro mensaje a otras compañías.

"Esperamos que traiga una nueva advertencia a la cultura corporativa de que el soborno no será tolerada, tanto en Alemania como en el extranjero", dijo el fiscal antes del inicio del juicio en la corte regional de Munich.

Se espera que durante los 15 días de juicio testifiquen Pierer y Thomas Ganswindt, que dirigía los negocios de telecomunicaciones que Siemens.

Siekaczek era un directivo en COM, la división de equipos de telecomunicaciones de Siemens y en la que se han centrado las investigaciones.

En su testimonio en un juicio previo sobre COM, dijo que se le había pedido apartar fondos para sobornos en 1999 o en el 2000, y que sabía de tramas de sobornos organizadas esta década en más de una docena de países.

En octubre de 2007, la fiscalía alemana multó al grupo con 201 millones de euros, después de seguir la pista de millones de euros en sobornos hasta Nigeria, Rusia y Libia. La propia empresa ha dicho haber identificado 1,300 millones de euros en transacciones sospechosas en todo el mundo entre los años 2000 y 2006.

El escándalo salió a la luz por primera vez cuando la policía registró las oficinas de Siemens en noviembre de 2006.

La investigación no tardó en extenderse, provocando arrestos y dimisiones de alto nivel.

Siekaczek está acusado de hacerse cargo de un sistema de fondos para sobornos ya existente a finales de los 90 y expandirlo con unos pocos colegas y el conocimiento de su supervisor más directo, según el acta de acusación.

También está acusado de formar una red de empresas falsas en Oriente Medio y el Caribe. A través de un nuevo sistema de fondos de sobornos y falsos contratos de consultoría, se pasaron millones de euros a proyectos de telecomunicaciones en Egipto, Arabia Saudí, Indonesia, Vietnam y los Juegos Olímpicos de Atenas, según el material del juicio.

Ahora ve
No te pierdas