Larrea comparece por cuatro horas en EU

El presidente y director de Grupo México declaró bajo juramento sobre Asarco en una corte de Te el empresario dijo que su intención no fue colocar a la compañía en una precaria situación.
DALLAS (Notimex) -

El presidente y director del corporativo minero Grupo México, Germán Larrea, compareció hoy durante cuatro horas bajo juramento en una corte federal de Brownsville, Texas, para defender a su empresa de una demanda multimillonaria.

En la demanda, Asarco LLC, filial estadunidense de Grupo México, acusa a su empresa matriz de haberla adquirido en 1999 sólo para despojarla de sus acciones mayoritarias en las lucrativas minas de cobre peruanas de la compañía Southern Perú Copper Corp.

Asarco sostiene que la transferencia de sus acciones a la compañía Américas Mining Corp, filial también de Grupo México, fue hecha de forma fraudulenta, y la dejó en una mala situación a expensas de acreedores hasta caer en bancarrota.

Asarco, con sede en Tucson, Arizona, busca que se le restituyan unos 10,500 millones de dólares para salir de la quiebra y resolver los multimillonarios reclamos interpuestos en su contra por haber contaminado una veintena de sitios del país.

Larrea, considerado uno de los hombres más ricos de México, compareció en medio de fuertes medidas de seguridad ante una corte repleta y argumentó que la venta de acciones de las minas peruanas que Asarco poseía, fue hecha con el mejor interés para esa firma.

El juez federal Andrew Hanen cuestionó a Larrea sobre la adquisición de Asarco y sobre la transferencia de las acciones de Southern Perú Copper Corp.

El empresario mexicano, que vestía un traje obscuro y corbata roja, respondió que su intención no fue colocar a Asarco en una precaria situación al trasladar las acciones que poseía esa compañía a su otra filial Américas Mining Corp.

Larrea dijo que fue informado de los problemas financieros en Asarco pero dijo que estos se resumían como problemas de liquidez.

El empresario explicó que la situación de bancarrota de Asarco se precipitó a raíz de una huelga en sus minas de Arizona.

Sin embargo, G. Irvin Terrell, abogado de Asarco, trató de mostrar al jurado que el único interés de Larrea al adquirir esa empresa era despojarla de sus acciones en Southern Perú Copper Corp.

El abogado mostró un memorándum de un consejero de Larrea en el que señala que con la excepción de esas acciones "hemos adquirido una empresa con baja productividad, muy altos costos de operación, y extremadamente altas responsabilidades contingentes".

Asarco constituye aún una unidad de Grupo México, pero desde que la firma se declaró en bancarrota en agosto de 2005, la Corte ordenó que fuera controlada por una junta de directores independiente de sus propietarios.

En febrero pasado, la junta de directores de Asarco decidió vender la compañía a través de un proceso de licitación luego de discutir esto con sus acreedores, y ante la oposición de Grupo México.

La compañía india Sterlite ofreció adquirirla por 2,600 millones de dólares en efectivo. Grupo México busca impedir la transacción y retener a su filial.

Asarco se declaró en bancarrota, luego una prolongada huelga y una serie de fallos en su contra que la sentenciaron a pagar cientos de millones de dólares por violaciones ambientales.

Ahora ve
No te pierdas