Telefónicas, a ritmo de guerra

La española Telefónica iniciará su defensa para evitar mayor regulación en “el que llama paga”; la mexicana Telcel se reserva su derecho de no entregar información a la autoridad.
La crisis obliga a los suscriptores a ajustar gastos. (Archi  (Foto: )
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las compañías que son acusadas de poder sustancial en el mercado de terminación de llamada en “el que llama paga” presentarán sus alegatos contra la Comisión Federal de Competencia (CFC) para evitar que sean sometidas a regulaciones adicionales.

Durante los próximos 20 días la española Telefónica informará a la autoridad antimonopolio sus razones de por qué deben mantener las tarifas de terminación de llamada, reveló una fuente de la compañía.

La CFC determinó en la víspera, de forma preliminar, que Telcel, Telefónica y Iusacell-Unefon, tienen poder sustancial en la terminación de llamadas en sus respectivas redes, por lo que establecen tarifas muy por arriba de su costo en detrimento de los usuarios.

La terminación de llamada se da cuando un suscriptor de un operador, por ejemplo MoviStar, llama al teléfono de un suscriptor, por ejemplo de Telcel, por lo que esta última empresa cobra una tarifa para que la llamada sea concluida.

Telcel, que se ha reservado su derecho a no entregar información a la autoridad antimonopolio, declinó dar detalles sobre su defensa.

La compañía, con más del 72% del mercado de telefonía móvil en México, dijo recientemente a los inversionistas en Estados Unidos que hasta la fecha ninguna de las resoluciones de la CFC ha derivado en multas o sanciones, sin embargo reconoce que de ratificarse la resolución de la autoridad se puede dar lugar a “limitaciones significativas en la capacidad de los operadores para continuar el negocio como actualmente se lleva”.

La empresa de Carlos Slim informó que en este año han bajado 11% las tarifas de interconexión.

Iusacell no estuvo disponible para comentar su posición.

“Hoy no hay nada firme y las empresas se pueden defender, esto se puede extender a cualquier tipo de regulación y el proceso se puede alargar por mucho tiempo, años incluso”, dijo Martín González analista de Invex casa de Bolsa.

De acuerdo a la investigación de la CFC los precios que aplican las tres compañías de telefonía móvil superan hasta en 115% la tarifa de terminación de llamada.

Las compañías junto con la Comisión Federal de Telecomunicaciones acordaron que las tarifas de terminación de llamada se reducirían gradualmente desde 1.34 pesos por minuto en 2007 a 1 peso en 2010, pero estas tarifas han sido más altas.

Si la CFC ratifica su resolución, lo que podría suceder antes de finalizar en el tercer trimestre del año, la Comisión Federal de Telecomunicaciones estará en posibilidades de establecer una regulación asimétrica para los operadores de telefonía móvil que permita una reducción de las tarifas y las acerque a los costos, lo que a su vez debería beneficiar a los usuarios.

“Sin embargo, esta es una ruta muy larga, se debe declarar un poder sustancial de mercado de forma directa”, dijo Ernesto Piedras, director de The Competitive Intelligence Unit al destacar que una regulación asimétrica logrará reducir las tarifas frente a la nueva competencia.

Ahora ve
No te pierdas