SAT asegura miles de facturas apócrifas

Nombres como Gigante, VIPS, Sanborns, Liverpool, y Telcel aparecen en estos comprobantes; en el operativo realizado en la Plaza de Santo Domingo en el DF se detuvieron a seis personas.
El SAT realizó un operativo en la Plaza Santo Domigo, donde
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Empresas como Gigante, VIPS, Sanborns, Liverpool, El Palacio de Hierro y Telcel, se han convertido en una presa favorita de los impresores de comprobantes fiscales apócrifos y de los evasores.

En un operativo encabezado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y autoridades judiciales se aseguraron “miles de facturas” no autorizadas, en donde se encontraban comprobantes falsos con los datos de estas empresas, informó la dependencia en un comunicado.

“El objetivo principal al efectuar operativos de esta naturaleza es combatir en forma directa la comercialización de facturas que dan origen a la simulación de operaciones y por lo tanto conllevan a la evasión de impuestos que lesionan gravemente a la economía del país”, destacó el SAT.

De cada 100 pesos que deberían ingresar a las arcas públicas por concepto de impuestos sólo llegan 74, ya que los contribuyentes mexicanos son ‘campeones’ en evadir al fisco.

Policías federales ejecutaron alrededor de 60 órdenes de verificación de comprobantes fiscales, mediante la revisión de la documentación que estaba en poder de impresores ubicados en la Plaza de Santo Domingo, agregó.

En el operativo, que se llevó a cabo el 19 de junio pasado y con el propósito de identificar la posible emisión de comprobantes fiscales apócrifos, también se detuvieron a seis personas, añadió.

El SAT también encontró facturas apócrifas de otras empresas de diversos giros como: colegios, hoteles, gasolineras, ferreterías, farmacias, telefonía, automotriz, entre otros.

Nombres como Steren, El Nuevo Mundo, Automóviles América, Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C., Comex, Farmacias el Fénix, Farmacia Paris, OfficeMax; aparecieron en estos comprobantes falsos.

El Servicio precisó que reproducir o imprimir comprobantes fiscales sin estar autorizado o cuando no se cuente con la orden de expedición correspondiente, puede constituir un delito que conlleva a una sanción de hasta seis años de prisión.

Para recaudar más, el SAT está elevando la cantidad de auditorías que practica en contra de los contribuyentes, pues sospecha que éstos pueden estar mintiendo en sus declaraciones u ocultando sus ingresos reales.

En el primer año del sexenio de Calderón, la cantidad de auditorías se elevó en 22% en comparación con el último año de la administración foxista: Durante 2006 el SAT aplicó 78,595 actos de fiscalización, contra los 96,189 realizados en 2007.

“El SAT a través de diferentes mecanismos como son los actos de fiscalización que se estarán programando durante cada uno de los ejercicios fiscales, tiene como propósito combatir la evasión y verificar el correcto cumplimiento de obligaciones fiscales por parte de los contribuyentes”, explicó en entrevista el vocero del brazo fiscal de la Secretaría de Hacienda, Pedro Canabal.

Durante el primer trimestre de este año, el SAT realizó un promedio de 228 auditorías diarias. En lo que va del año ha ejecutado más de 20,700 actos de fiscalización.

Ahora ve
No te pierdas